Elisabeth Amoaa, nacida en Gana, fue diagnosticada cinco años después de dar a luz de
tener dos úteros (útero didelphys). No tenía ni idea de que padecía esta enfermedad rara
mientras estaba embarazada de su hija Rashley, que ahora tiene 9 años.

La anomalía que sufre Elisabeth aumenta el riesgo de abortos esporádicos, así como de
partos prematuros, por lo que el hecho de tener a su hija ha sido todo un desafío a la
naturaleza.

Desde que tenía 10 años, había estado entrando y saliendo del hospital por sufrir
problemas estomacales y sangrados, sin embargo, los médicos le hicieron un
diagnóstico erróneo de fibromas uterinos, que provocan unos síntomas similares.
Además le dijeron que tendría pocas posibilidades de ser madre en un futuro.

Elisabeth, que se mudó de Francia a Reino Unido en 2003, logró quedar embarazada en
el año 2010 y reveló que los médicos no detectaron su anomalía a pesar de haberse
sometido a múltiples pruebas.

“Fue un embarazo difícil, sangraba todo el tiempo, me desmayaba habitualmente y me
sentía cansada” declaró la afectada.

El diagnóstico correcto se produjo en 2015, tras haber sufrido un aborto espontáneo en
su segundo embarazo. Los médicos le hicieron entonces una resonancia magnética y
descubrieron que había nacido con un útero doble, con dos cérvix y dos vaginas. No
obstante, al principio los médicos pensaban que se trataba de un embarazo ectópico, ya
que observaron el útero equivocado.

Posteriormente, en 2017 Elisabeth volvió a quedarse embarazada, pero sufrió un aborto
espontáneo silencioso, es decir, un aborto sin sangrado, motivo por el que tuvo que
someterse a una intervención para extraer el feto.

A raíz de su último aborto, Elisabeth Amoaa decidió crear Speciallady, una
organización dedicada a la educación de mujeres sobre las condiciones ginecológicas.
Además, recientemente viaja a escuelas locales de su ciudad natal para transmitir sus
conocimientos a mujeres de comunidades en las que hablar sobre cuestiones
ginecológicas sigue siendo tabú.

“Como mujer africana son muchas las madres que mueren innecesariamente o la gente
que piensa que estas situaciones son cosa de brujería”.

En la actualidad está trabajando duro para conseguir que agencias gubernamentales en
Gana trabajen con ella aportando toallas higiénicas y artículos médicos esenciales. Para
obtener más información sobre su gran labor y su organización puedes entrar en la
siguiente web: https://www.specialladyawareness.com/