Como ocurre en muchos países del mundo, en Japón están en cuarentena como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, y a pesar de la cuarentena, muchos son los niños que no aguantan más esta situación y salen a pasear por las calles, contribuyendo así a la expansión del COVID-19.


Y es que hay que tener en cuenta que si este confinamiento puede resultar muy duro para los adultos, todavía se les hace más insoportable a los niños estar todo el día metidos en casa sin tener relación con sus semejantes. No hay parques, ni escuela, ni cine, parques de atracciones…

De manera que no solo se convierte en un problema físico, sino también mental quedarse tanto tiempo encerrado en casa. Por ello, para ayudar a los menores a quedarse en sus hogares, la asociación Japan Retro Game ha decidido mantenerlos entretenidos regalando cien consolas clásicas de Super Famicom, la versión japonesa de Super Nintendo.

Esta noticia ha gustado a los niños, pero también a sus padres que ya no saben cómo entretenerlos, así que cualquier familia con un niño menor de 16 años podrá solicitar su consola con juegos clásicos como ‘Donkey Kong Country’ y ‘Final Fantasy VI’. Las horas de diversión y entretenimiento están aseguradas con este regalo.

Otra condición que debe cumplir la familia solicitante es pagar los gastos de envío, pero no creemos que ese sea un problema comparado con lo bien que lo pasarán los niños. La asociación ha asegurado que las consolas siguen en prefecto estado y funcionan estupendamente a pesar de tener una antigüedad de más de 20 años. Eso sí, siempre controlando los tiempos de exposición.

La oferta ya está disponible y el plazo estará abierto hasta el día 27 de abril. Después de esta fecha, todos los que hayan participado se someterán a un sorteo para elegir a los cien afortunados.

En la actualidad, está en vigor el estado de emergencia en Japón por la pandemia de coronavirus que, según el Instituto Johns Hopkins, ya ha provocado en el país más de 12.000 casos de contagio.

Al menos con esta iniciativa será más llevadero el confinamiento para las cien familias afortunadas.