La policía continúa investigando un terrible accidente de coche a gran velocidad que acabó con un vehículo estrellado en el lateral de una casa de los suburbios de California el pasado sábado alrededor de las 4:40 de la madrugada.


Mientras los residentes de la casa estaban durmiendo justo antes de las 5 de la mañana del sábado, dos jóvenes sospechosos cogieron un Toyota Camry para supuestamente dar un ‘paseo’ cerca de la casa, según informó un portavoz de la Patrulla de Carreteras de California.

El coche fue conducido por la acera antes de ser lanzado directamente contra la propiedad. El vehículo iba tan rápido que voló hasta incrustarse en la sala de estar y la cocina de una casa, según los medios de comunicación. Por fortuna, ninguno de sus habitantes resultó herido.

También informaron de que el marido de la familia que allí reside acababa de estar en la cocina unos minutos antes de que el coche chocara contra su casa, pero se había ido al trabajo poco antes de que se produjera el accidente.

El hombre explicó a las autoridades que, si hubiera estado allí unos momentos antes, habría resultado gravemente herido. Incluso podría haber muerto como consecuencia del impacto, según los medios locales.

Los dos sospechosos huyeron a pie de la escena del accidente poco después de empotrar el coche en la casa. Además, no han podido ser localizados por la policía, por lo que se desconoce si los sospechosos sufrieron alguna lesión como consecuencia del accidente.

Aunque hasta el momento no se ha llevado a cabo ningún arresto, la policía sí ha podido confirmar que el Toyota Camry fue robado, según el informe de la Patrulla de Carreteras de California.

Una grúa de gran tonelaje fue necesaria para poder retirar el vehículo de la pared de la casa. La Patrulla de Carreteras publicó unas fotos del accidente en su cuenta de Instagram, donde aparece el coche con las luces todavía encendidas incrustado en el lateral de la casa.

Una de las puertas traseras del coche estaba abierta, supuestamente fue por ahí por donde huyeron los dos sospechosos, pues las delanteras estaban dentro de la casa. La Patrulla de Carreras también publicó una imagen del vehículo desde el interior de la vivienda, todo cubierto de escombros y yeso.

La Patrulla de Carreteras aseguró que la razón de que publicaran las imágenes de este accidente fue en “respuesta a la reciente pregunta de por qué estamos haciendo cumplir las leyes de velocidad en medio de las dificultades del COVID-19”.