Las autoridades ya han confirmado 11 nuevos casos de infectados con el coronavirus o COVID-19 en Tailandia, lo que asciende a un total de 70 enfermos en el país como consecuencia de este virus hasta el momento.


Una de las medidas de seguridad que se han tomado, como en muchos lugares, ha sido frenar el turismo para que el coronavirus no siga propagándose. Por consiguiente, cientos de monos hambrientos han salido a la calle para robar comida porque estaban hambrientos.

Según han informado los medios locales, los monos procedentes de dos pandillas rivales (los monos del templo y los de la ciudad), pelearon en la localidad tailandesa de Lopburi el pasado miércoles por la falta de comida.

La razón es bien sencilla; en esta zona es habitual que los turistas den de comer a estos animales, pero ahora que ha disminuido de forma drástica el número de visitantes, los monos se han visto obligados a salir a la calle a pelear por la comida.

Una transeúnte grabó un vídeo para inmortalizar el momento en que se puede ver a estos singulares simios cruzar la carretera para perseguirse unos a otros. Uno de ellos persigue a otro que consiguió un plátano y pretende robárselo.

“Parecían más perros salvajes que monos. Se volvieron locos por la única pieza de comida. Nunca los he visto tan agresivos”, declaró Sasaluk Rattanachai, la persona que grabó el vídeo, a un periódico local.

Sasaluk añadió además las siguientes palabras: “Creo que los monos tenían mucha, mucha hambre. Normalmente hay muchos turistas aquí que los alimentan, pero ahora no hay tantos debido al coronavirus.”

Como hemos dicho al comienzo de este artículo, 11 nuevos casos han sido confirmados en
Tailandia el pasado jueves, alcanzo la cifra de 70 infectados hasta la fecha. Uno de ellos ha muerto.