El investigador médico Bing Liu, de 37 años de edad, fue asesinado el pasado sábado en el interior e un domicilio de la ciudad de Ross Township en Pensilvania, Estados Unidos.


Según una importante cadena de televisión, Bing fue hallado muerto como consecuencia de varios disparos.

De acuerdo a la investigación policial, es muy probable que este investigador fuera asesinado por un conocido que se suicidó después de cometer el crimen.

Bing Liu era profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh además de
investigador, y su muerte se produjo por un disparo en la cabeza y otro en el cuello que acabaron con su vida en el acto.

Se cree que el autor del crimen fue un conocido de Bing porque, una hora más tarde de encontrar su cuerpo sin vida, Hao Gu, un hombre de 46 años de edad, fue hallado muerto también dentro de un coche ubicado en las proximidades de la casa donde el investigador fue asesinado.

Por otro lado, la Policía local declaró en una entrevista que ambos hombres se conocían, por lo que los investigadores creen que Hao Gu fue quien mató a Bing Liu antes de regresar a su coche, donde acabó con su vida de un disparo.

El verdadero motivo de este asesinato todavía se sigue investigando. Lo que sí sabemos es que el Departamento de Biología Computacional y de Sistemas de la Universidad de Pittsburgh hizo la siguiente declaración: “Bing estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos para comprender los mecanismos celulares que subyacen a la infección por el SARS-CoV-2 y la base celular de las siguientes complicaciones”.

Por su parte, los miembros de la Facultad de Medicina describieron a su compañero Bing Liu como un destacado investigador, comprometiéndose además a completar su trabajo de investigación “en un esfuerzo por rendir homenaje a su excelencia científica”.