Algunas personas lo tienen claro: jamás perdonarían una infidelidad. Otras, sin embargo, son capaces de cerrar los ojos ante las aventuras de su pareja. Una cosa está clara: la confianza, base fundamental de cualquier relación, queda malherida.


Los datos no mienten: una de cada 5 parejas son infieles en el primer año de matrimonio. Un estudio de meetic.com afirma que el 18% de las mujeres recién casadas tienen una aventura en el primer año. Pero las motivaciones son distintas.

Mientras ellos, en su mayoría, buscan una aventura sexual sin consecuencias emocionales, ellas salen al encuentro de una nueva relación que les devuelva la ilusión perdida en el amor.

Reaccionar bien

Hay mucha gente que preferiría no saberlo. Pero si eres de las que están en el bando contrario, debes reaccionar con serenidad y sin perder los papeles. Lo primero es saber si querrás (y serás capaz) de seguir con la relación o, si por el contrario, quieres darla por acabada.

Si decides seguir con la relación. Deberás estar dispuesta a comunicarte abiertamente con tu pareja. Generalmente, pensamos que la persona infiel es la única culpable, pero suele ser el resultado de una crisis. Se debe también reflexionar sobre las razones de la relación todavía sólidas y valorar hasta qué punto merece la pena perder lo conseguido. Eso sí, hay que asentar nuevas bases para recuperar la confianza poco a poco.

Si decides acabar con tu historia de pareja. Debes hacer caso omiso a lo que digan a tu alrededor. Escúchate a ti misma. Si piensas que serás incapaz de superar la infidelidad, rompe. Retrasarlo será haceros más daño. Pero tiene que ser una decisión totalmente personal y, por qué no, consensuada con un profesional.

Test: ¿Serías infiel a tu pareja? Suma puntos, lee el resultado y analízalo

1. Ves un hombre guapo cerca de ti… ¿Coqueteas?
– No, lo ignoro.
– Sonríes y pasas de largo.
– Te lanzas y le hablas.

2. ¿Tu pareja y tú tenéis aún una relación pasional?
– No, ya no lo es.
– Me gustaría probar cosas diferentes.
– Quisiera ayuda profesional.

3. ¿Te gusta explorar por internet en sitios de parejas?
– Sí, y se lo cuento a mi pareja.
– Trato de evitarlo para no caer en la tentación.
– Me encanta hacer nuevos amigos por la red.

4. Alguien que te hace gracia te invita a salir y…
– Aceptas sin pestañear.
– Te ilusiona, pero solo en plan amigos.
– Lo rechazas inmediatamente.

5. Un amor del pasado te reclama de nuevo:
– Evitas un encuentro a solas.
– Te reúnes con él solo para recordar viejos tiempos.
– Te ilusionas y fantaseas con la idea de recuperarle.

6. Cuando piensas en infidelidad…
– Juras que jamás lo harás, eres una persona leal.
– Sabes de lo que hablas porque ya has sido infiel.
– Piensas que si no hay amor no puede suceder.

7. Te fue infiel y ahora tú, si tienes ocasión…
– No descartas la idea de hacerlo tú.
– No te gustaría entrar en ese juego sucio.
– Buscas la revancha para estar empatados.

8. Una noche se te presenta la ocasión de salir y encuentras a alguien que enloquece por ti…
– Te dejas querer y lo besas con pasión.
– Le das un beso rápido y sales corriendo para que no vaya a más.
– Ni te lo planteas. Le das un corte y pasas a otra cosa.

Puntuación: A=1 puntos B=2 punto C=3 puntos

Soluciones

Más de 25 puntos. Peligro. Si lo tienes tan claro, no esperes que aparezca otro para dejar al que tienes, debes ser clara con tus sentimientos y aceptar que el amor que una vez sentiste ya no existe.

De 19 a 24 puntos. Puedes caer en cualquier momento. Piensa bien antes de que te arrepientas y busca otras soluciones en pareja.

De 12 a 18 puntos. No tienes que preocuparte. Eres una persona fiel, honesta y comprometida. Pero recuerda que no es bueno que tu vida gire solo alrededor de tu pareja.