Más del 80% aseguran llevar mascarilla para protegerse, incluso en relaciones sociales y familiares; un 64,7% evita salir de casa lo menos posible y el 74,7% limita los grupos sociales en los que relacionarse.


El 2020 ha sido un año repleto de incertidumbres, de obstáculos, de retos personales y profesionales para todos. Sin embargo, haciendo un balance positivo, si hay un dato que arroje algo de luz al 2021 es la concienciación social por la salud y por el autocuidado personal a raíz de la pandemia. Según los últimos resultados recogidos en el ‘IV Barómetro sobre el Autocuidado de la población española’ elaborado por PiC Solution, marca especializada en productos para el autocuidado de la salud, el 72,4% de los españoles se preocupan más por su salud a raíz de la pandemia.

En este contexto, los españoles han tomado conciencia no solo de la transmisión de la COVID-19, sino que se han asegurado de llevar un control más exhaustivo de sus niveles de salud. Así, el 45,3% controló más la temperatura (siendo ésta un posible síntoma de la Covid-19), el 26,1% el peso (estando la obesidad asociada a un pronóstico de la enfermedad) y un 23,2% de los encuestados la tensión (siendo la hipertensión un factor de riesgo). Por el contrario, un 33,4% dice que no se preocupa por sus niveles de salud.

En este sentido, los jóvenes de 18 a 24 años son quienes en mayor medida dicen llevar un control de su temperatura corporal desde el inicio de la pandemia (54,7%), mientras que a partir de los 55 años aumenta el porcentaje que dice llevarlo de su peso y de la tensión. De este modo, entre los de 65 o más años un 38,9% dice controlar de forma más exhaustiva su tensión y un 32,5% su peso.

Si realizamos una comparativa del autocuidado y control de la salud entre las distintas CCAA, quienes en mayor medida dicen llevar un control más exhaustivo de su temperatura desde el inicio de la pandemia son los encuestados de Madrid (58,5%), del peso, los de Baleares (37,5%) y Castilla La Mancha (37,4%) y de la tensión los de Cataluña (29,7%), Andalucía (29,4%) y Madrid (29,2%). Por el contrario, los de Aragón (42,9%) y Canarias (42,0%) son quienes se muestran más despreocupados.

Preocupación por la salud propia y por la de nuestros seres queridos

De una forma u otra, la pandemia ha provocado que la sociedad sea más empática, más consciente y más responsable tanto uno mismo como con los que nos rodean. De hecho, cerca del 40% de los españoles aseguraron estar más preocupados por la salud de sus familiares (por tener cerca a personas de riesgo) y cerca del 50% tanto por su salud propia como la de los suyos. Del total de los españoles, solo un 5,3% de la población dice no estar preocupado ni por su salud ni por la de sus familiares, porque es algo en lo que no piensan.

El porcentaje de mujeres que se preocupa más por su salud desde que empezó la pandemia es superior al de hombres (75,5% frente al 68,9% de los hombres). Significativamente, y según los datos del estudio, los jóvenes de 18 a 34 años son quienes en mayor medida se muestran más preocupados por sus salud desde el inicio de la pandemia (79,4% entre los de 18 a 24 años y 76,6% entre los de 25 a 34 años). Por el contrario, los de 45 a 54 años son los que más dicen no estar más preocupados por su salud (34,4%).

Además, quienes padecen alguna enfermedad crónica, son quienes en mayor medida dicen haberse comenzado a preocupar más por su salud desde que empezó la pandemia. Así lo afirma un 78,4% de la población con enfermedades crónicas, mientras que este porcentaje disminuye al 70,8% entre la población no considerada de riesgo. Cabe destacar que en España, el 12,9% de los entrevistados padece hipertensión, el 12,2% asma, el 9,8% hipercolesterolemia (colesterol alto), el 9,7% obesidad y el 7,9% diabetes; enfermedades crónicas ligadas a una mayor incidencia del virus en aquellas personas que la padecen.

Para terminar con este bloque, si comparamos la preocupación entre las distintas Comunidades Autónomas, Cataluña (81,2%), seguida por Madrid (80,2%), son las comunidades en la que una mayor proporción de población señala haberse comenzado a preocupar más por su salud desde que empezó la pandemia. Por el contrario, la población de Galicia y de Baleares es la que se muestra menos preocupada. El 36,3% en ambas comunidades dice no estar más preocupada por su salud.