Quizá hayas pasado por una cirugía que haya hecho mella en tu cuerpo, tal vez estés aburrida de tu relación y te plantees darle un giro nuevo o te hayas sorprendido porque te atraen personas del mismo sexo, siendo abiertamente heterosexual. Las respuesta, a continuación.


Pros y contras de abrirte a nuevas experiencias

PREGUNTA

Me llama la atención hacer un trío, pero me da miedo… ¿Puede ser negativo para mi relación?, ¿me arrepentiré?

RESPUESTA

Sin duda, depende de la relación que mantengas con tu pareja. Una experiencia como un trío sexual puede ser excitante o destructiva.

Cuando puede ser excitante:

Si es cosa de dos. Si ambos compartís la idea de experimentar y participar conjuntamente, establecéis los límites y hay respeto entre ambos. También si marcáis cuándo parar, continuar o ir un paso más allá y tenéis en cuenta cuando uno se siente incómodo.

Si la acción de preparar, buscar o concertar la cita es conjunta. Es algo que os excita y os hace vivir una experiencia sexual muy estimulante.

Si después de experimentarlo, sois capaces de continuar disfrutando de otras prácticas
conjuntamente.

Cuando es destructiva:

Si es una de las partes de la pareja la que presiona para realizar esa fantasía.

Si es una de las partes de la pareja quien prepara el encuentro a su gusto e idea, sin contar con el criterio del otro.

Si posteriormente, el sexo entre tres se convierte en una constante.

Probar, descubrir y divertirse en pareja es absolutamente satisfactorio. No hay que volver atrás, hay que seguir hacia delante. Si has accedido a un trío y tu vida sexual deja de ser satisfactoria, entonces, hay un problema en cuanto a los objetivos y deseos de ambos. Hay que pensarlo bien.

El sexo tras un cáncer

PREGUNTA

Tras mi divorcio, y tras pasar por un cáncer de mama, mi cuerpo tiene secuelas físicas. ¿Cómo se trata este tema cuando sales con alguien nuevo y empiezas a tener relaciones?

RESPUESTA

Todas las mujeres deben sentirse orgullosas de su cuerpo, con todas las marcas que nuestra vida y experiencia nos haya dejado en él. Hay que trabajar la aceptación de una misma y saberlo comunicar. Si no lo entienden, ya tienes una primera evidencia: seguramente no estés ante la pareja adecuada.

Es cierto que el pecho es una parte erótica del cuerpo femenino, pero no la única. La persona que tienes en frente tiene interés por ti, no solo por una parte de tu cuerpo. Tus hombros, tu piel, tus labios, tu cadera, tus pies, son partes atractivas, eróticas que está comprobado que son igual de excitantes y seductoras.

Intenta derivar la atención hacia ellas. Debes tener la valentía de contarle tu experiencia. Disfrutar del sexo envuelve todas y cada una de nuestras fibras del cuerpo. Tenéis mucho por descubrir el uno del otro. Hablad, experimentad. La confianza, la sinceridad y el cariño harán el resto.

Juguetes sexuales, ¿sí o no? ¿sola o en pareja?

PREGUNTA

Hace tiempo que me planteo el uso de juguetes sexuales, pero tengo una mezcla de sentimiento de culpa porque tengo pareja y no sé como planteárselo, por si se lo toma mal. No sé ni cómo encarar el tema ni cómo escoger entre toda la inmensa variedad de opciones.

RESPUESTA

Afortunadamente, vivimos un momento de auténtica revolución sexual femenina y esto, amiga, también está involucrando a nuestras parejas, estables o no, que forman parte de la vida sexual de las mujeres.

Tu pareja debe aceptar las mil variantes que nos hacen disfrutar de nuestra sexualidad. Tenemos asumido que los hombres practican sexo en solitario con asiduidad. ¿Por qué no vamos a hacerlo nosotras? ¿Por qué no podemos introducir innovaciones en nuestros encuentros sexuales?

Nuestra sexualidad no es un manual cerrado. Ni la femenina ni la masculina. Podemos disfrutar de ella de maneras infinitas. Sexo con pareja, sexo solos, sexo con juguetes, mezclando variantes… No hay reglas para disfrutar de tu sexualidad y parece que, al fin, lo estamos aceptando y nos atrevemos a experimentar sin complejos. Estos días está en boca de todos un vibrador llamado Satisfyer.

76% de mujeres necesita la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo

Quizás no lo encuentres, su éxito rotundo lo ha agotado, pero sin duda el tirón hace que genere entusiasmo entre las mujeres. Exactamente, es el modelo Satisfyer 2 vibration, que está pensado por y para nosotras y que logra darnos el mayor de los placeres en apenas 2 minutos. Cuesta entre 40 y 60 euros, según la plataforma de venta. Esta es la última innovación en juguetería sexual.

Pero hay muchas que debes adaptar a tus gustos y finalmente decides usarlo. El reto es que disfrutes sin complejos. Puedes compartirlo o no con tu pareja, pero en ningún caso tengas el sentimiento de culpa del que hablas. Somos individuos y debes respetar los gustos sexuales individuales. Y eso, amiga, incluye ante todo respetar los tuyos propios. Para querer a los demás, tienes que empezar por quererte a ti misma. Y eso, por qué no, incluye el sexo.