Si crees que tu vida íntima ha entrado ya en una dinámica de apatía y aburrimiento y quieres experimentar novedades pero no sabes cómo hacerlo, aquí encontrarás la respuesta. Nuestra experta resuelve esta y muchas otras consultas que nos habéis mandado.


PREGUNTA

Hoy en día existen relaciones de tres personas. Me gustaría experimentarlo, pero no sé cómo abordar el tema ni si finalmente me complicará la vida porque acabe queriendo a uno más que a otro.

RESPUESTA

Las parejas, de por sí, se complementan. Si sientes la necesidad de experimentar con una tercera persona, sin romper con tu pareja, debes hablarlo cuanto antes, con total sinceridad y sin andarte con rodeos. Pero debes saber que las relaciones a tres no son fáciles. En el momento en que una de las partes domina, el equilibrio se rompe.

No es cuestión de querer más a una parte que a otra. Si una pareja decide que su felicidad se encuentra compartiendo la relación con una tercera persona, se impone el respeto entre los tres. El equilibrio y el respeto es la base de toda relación, personal y sexual. En las relaciones de 2 el equilibrio ya de por sí es complicado, pero en las de tres, si la comunicación y la confianza no es absoluta, la fórmula se complica.

La seguridad en uno mismo de cada uno de los componentes de esta relación es fundamental para no caer en dudas, complejos, miedos… Para serte sincera, no son muchos los casos de éxito en estas relaciones porque, finalmente, siempre hay uno de los lados que tira más. Pero no te obsesiones ni lo idealices, todo son experiencias y de todo se aprende.

Puedes descubrir que una de las partes te gusta más que otra, puedes llegar a la conclusión de que la vida a tres es perfecta o, sencillamente, que en absoluto está hecha para ti. El reto es conocerse a uno mismo siempre sin hacer daño a los demás.

El 60% de las parejas españolas incorporan juguetes eróticos en la cama para innovar
sus relaciones sexuales

PREGUNTA

Siempre se habla de que el tamaño del pene afecta a las relaciones sexuales. ¿Pasa lo mismo con el tamaño de la vagina de la mujer?

RESPUESTA

Sí, sin duda. La tensión que la vagina realiza en el pene es la que genera la fricción para que tu pareja masculina acabe teniendo su orgasmo. Si tenemos una vagina muy dilatada, esa fricción acaba siendo más difícil de obtener. Existen desde ejercicios pélvicos específicos hasta operaciones, para solucionarlo, en los casos graves, pero en la mayoría de los casos no suele ser necesario acabar en el quirófano.

No obstante, las intervenciones de zonas intimas están siendo una tendencia al alza, ya que muchas mujeres tras partos u otro tipo de vivencias a lo largo de su vida, deciden poner solución a sus problemas físicos genitales. Sea cual sea tu decisión, es importante que lo hagas pensando en ti y con el asesoramiento de buenos profesionales, y no solo por el hecho de la satisfacción de tu pareja. Ten en cuenta que tu felicidad personal es la base de la felicidad conjunta.

El sexo es una forma más de aprendizaje: tómatelo así