Los baños son sin duda la estancia más usada de la casa y la que más se estropea. Si estás pensando en darle un nuevo aire, esto es todo lo que debes tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.


El baño es una de las estancias más reformadas de la casa junto con la cocina. Puede que en esta ocasión seas tú el que te estés planteando renovarlo o darle un nuevo look. ¿Tienes claros los puntos en los que debes fijarte para tener un baño 10 cuando lo reformes?

Más allá de estilos o modelos concretos que elijas, hay aspectos que debes conocer para tener en cuenta en la planificación de la reforma de tu lugar de descanso particular. La elección de materiales va a definir el estilo, pero también puedes elegir los materiales según el estilo que quieras.

A veces no hace falta una gran reforma y, de hecho, en muchas ocasiones es posible reformar el baño sin obras.

1- Muebles suspendidos para dejar despejado el suelo

Limpiar un baño puede resultar complicado si de por medio tenemos el pie del lavabo, el inodoro y el bidé. Por suerte, cada vez son más comunes los muebles suspendidos, tanto de lavabo como de inodoro y bidé. Casi cualquier fabricante de aparatos sanitarios ofrece a día de hoy soluciones suspendidas.

Aunque resulten un poco más complicadas de instalar, agradecerás no tener nada de por medio en los suelos de tus baños. Además, tenemos que tener el cuenta el espacio libre del que disponemos,el uso que vamos a darle al cuarto de baño y el almacenamiento que queremos tener.

2- Suelos y paredes, elígelos de materiales resistentes y de color claro

Para las paredes, la cerámica sigue siendo el material estrella: resistente, inalterable y versátil. Aunque el mármol aporta mucha luminosidad, el granito es más resistente y podemos conseguir acabados de piedra natural. Para los suelos, si prefieres apostar por un revestimiento sencillo, sin mosaicos y colores llamativos, el gres porcelánico es una buena opción.

Generalmente, su uso se había reservado exclusivamente para las superficies de las piscinas, sin embargo, sus cualidades respecto a la humedad ha propiciado su salto a la decoración de interiores. Si bien es cierto que la madera es considerada el material predilecto para la decoración del hogar, en realidad no lo es tanto.

Su escasa resistencia a la humedad hace de ella un material peligroso para esta zona de casa, además de necesitar cuidados especiales que requieren tiempo y dinero.

3- Ventanas, multiplicarán por dos la claridad natural de la estancia

Siempre que tengas ventanas, no las cubras para que tengas luz y ventilación natural. Si no las tienes, deberás instalar un shunt un sistema de ventilación artficial. El diseño de dobles cristales permite darle a los ambientes la insonorización deseada.

El PVC, policloruro de vinilo, se utiliza mucho en regiones donde existen bajas temperaturas, al ser un material plástico no es conductor de temperatura ni sonido. El PVC tiene una vida útil hasta 50 años y no requiere mantenimiento a largo plazo.

BIDE O NI BIDÉ:
Si tu cuarto de baño es reducido, es posible que prefieras prescindir del bidé y ganar amplitud. Sin embargo, hay quienes dicen que es muy útil para la higiene íntima. En este caso, lo aconsejable es colocar el inodoro y el bidé suspendidos.

BAÑO

4- Encimeras, mejor de cuarzo y con dos lavabos

La mayoría elige el granito por ser un material muy duradero. Es un material duro y resistente a los arañazos y su mantenimiento es mínimo si el sellado se ha realizado correctamente. Resiste bien la humedad y no se daña por culpa del calor de una plancha de pelo o un secador, por ejemplo.

Sin embargo, el cuarzo es más resistente que el granito y no necesita sellado posterior. Es por naturaleza más resistente a la humedad, a las manchas y a las bacterias y ofrece una gran variedad de acabados en los bordes y un abanico de posibilidades para una instalación más rápida.

5- Cortina o mampara, busca lo que mejor se adapte a la estética de tu baño

Las cortinas de ducha son mucho más económicas que las mamparas, incluyendo la barra de sujeción. Por eso, es una opción muy adecuada como solución temporal para pisos de alquiler. Sin embargo, las mamparas son más prácticas y más duraderas que las cortinas de baño.

Además, crean dentro de la ducha un ambiente más cálido, porque guardan más el calor. Las cortinas de baño ocupan más espacio, sin embargo, las mamparas -tanto para ducha como para bañera- conceden mayor amplitud. Al ser transparentes, favorecen el paso de la luz y el baño parece más grande.

6- Ducha o bañera, la comodidad y la seguridad son dos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir

Aunque la bañera te permite disfrutar de momentos de relax, tiene un acceso más sencillo y seguro. Los platos son más seguros, eliminan las barreras arquitectónicas para entrar y salir. Además, te permitirá disponer de una zona de secado o de un mueble extra en el baño.