Disfrutar de un plato de torreznos ibéricos, una exquisita selección de carnes rojas o unas chuletillas de lechal se convierte en soñadas píldoras de felicidad para aquellos con hambre de CARNE. Y es que en Essentia la carne se escribe, prepara y come en mayúsculas.


A 45 minutos de Madrid, en Tarancón, encontramos Essentia. Un reducto para los amantes del buen vino, la buena mesa y el producto en estado puro.

Las instalaciones de Essentia sorprenden a sus visitantes gracias a una cuidada decoración y a la diversidad de espacios para disfrutar de su oferta. Principalmente se divide en un interesantísimo gastrobar donde disfrutar de forma más informal su oferta  gastronómica, diferentes salones para celebraciones familiares y un restaurante donde el culto al producto y la carne en todo su esplendor se convierten en pilares angulares de su carta.

Y es que en Essentia se siente la brasa, el hueso y la carne. De cordero manchego, de vaca finlandesa de raza Ayrshire (considerada la mejor carne del mundo) y de cerdo ibérico. Con ellas se elaboran platos como los torreznos, la careta de cerdo crujiente, el lomo de orza, el solomillo escabechado o el tartar de presa con aliño japonés. Una experiencia carnívora muy interesante que se puede complementar con sus  mesas-asador únicas en el mundo. Éstas han sido diseñadas por el propio equipo de Essentia en colaboración con una empresa valenciana de ingeniería. En ellas el comensal podrá cocinar su carne al gusto en una plancha de última generación que permite que la carne se selle en menos tiempo para mantener sus jugos y su sabor. 

Pescados y mariscos elegidos en el día también ocupan un importante espacio en la cocina de Essentia: bogavante azul, gambas rojas de Denia y blancas de Huelva o merluza de pincho de Burela son algunas de las exquisiteces marinas que puedes degustar en su restaurante. 

 

El producto de la huerta es otro ingrediente mimado: pepinos, piparras, tomates de diferentes tipos, habitas y tirabeques son cultivados en terrenos propios para otorgar a sus platos la personalidad necesaria.

Para redondear una comida perfecta sólo queda hacer mención a su deseada bodega. Cuenta con más de 300 referencias entre las que sobresalen los vinos manchegos de pequeñas bodegas que trabajan por recuperar variedades autóctonas en peligro de extinción, como la Moravia, la Albillo o la Pardilla. Importante su colección de jereces y los vinos de guarda, entre los que se encuentran auténticas joyas de colección como las verticales de Pingus, Flor de Pingus, Pintia, Macan, Valbuena y Único.

Essentia se ha convertido en un destino imprescindible para quien le guste disfrutar de la carne, del producto de primera calidad, del buen vino y de las cosas bien hechas. 

Lo bueno: Sus productos más destacados se pueden encontrar en tienda on line así como en una tienda física en sus instalaciones. No pierdas la oportunidad de visitarla.

Lo mejor: Poder disfrutar de la experiencia gastronómica de Essencia y completar la misma con su alojamiento en su moderno y espectacular hotel Ansares a escasos metros del propio restaurante. 

Precio medio: 45€

Dirección: Avda. de Adolfo Suárez, 30. Tarancón, Cuenca. Tel: 969 322 397

@Mysevendays