El 85% de los propietarios de las mascotas considera clave la interacción con su ellos para combatir la soledad.


¿Sabías que el 85% de los propietarios de mascotas se siente menos solo al interaccionar con ellas?

Este es uno de los datos que se desprenden del estudio realizado por HABRI (Human Animal Bond Research Institute) para Royal Canin, compañía referente en nutrición para gatos y perros. La encuesta ofrece también otros datos interesantes que demuestran que las mascotas, especialmente en momentos complicados como el actual, representan un importante apoyo y ayudan a combatir la soledad, la ansiedad y el estrés.

El 76% de los encuestados, por ejemplo, afirma llevar mejor el aislamiento social gracias a sus mascotas, y el 72% piensa que la interacción entre humanos y animales de compañía es positiva para su comunidad. El 80% de los propietarios asegura que su mascota les hace sentir más acompañados, y el 54% confiesa que les ayuda a conectar con otras personas.

Estos datos se unen a los de numerosos estudios ya existentes sobre los efectos positivos de convivir con animales de compañía, como los desarrollados por Waltham Petcare Science Institute, que hacen especial hincapié en los beneficios emocionales, sociales y para la salud.

Sin duda las mascotas nos dan mucho y la mejor forma que tienen los propietarios de agradecérselo es garantizando su salud y su bienestar.  En este sentido, desde Royal Canin nos ofrecen una serie de consejos para ser propietarios responsables, tanto antes de incorporar una mascota a nuestro hogar como durante toda su vida.

La importancia de tomar una decisión meditada

Desde Royal Canin recomiendan plantearse las siguientes preguntas antes de dar la bienvenida a una mascota:

1- ¿Por qué quiero una mascota? Como nos recuerda la campaña Eres Responsable del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, existen multitud de motivos, pero lo más importante es tener siempre claro la responsabilidad y obligaciones que implican el cuidado de un animal. A la hora de plantearse tener un perro o un gato, si vivimos con más personas, es fundamental que todos los miembros del hogar estén de acuerdo.

2- ¿Tengo tiempo suficiente? Paseos, actividad, alimentación, juego o aseo requieren dedicar parte de nuestra rutina diaria a las mascotas.

3- ¿Puedo adquirir un compromiso a largo plazo? La esperanza de vida de los animales de compañía es alta, en torno a 10-15 años dependiendo de la especie, y es un dato que valorar a la hora de adquirir el compromiso. Y una parte fundamental de esta responsabilidad implica también cuidar de su salud y bienestar, teniendo en cuenta aspectos como el cuidado veterinario, la alimentación y su educación.

4- Previsión económica. El cuidado de las mascotas requiere inversiones periódicas en alimentación, visitas regulares al veterinario, tratamientos puntuales y otros gastos.
ROYAL CANIN

Planificando su llegada

Si una vez hechas estas preguntas tenemos claro que sí queremos convertirnos en propietarios de un gato o un perro, el siguiente paso sería decidir qué tipo de animal se va a acoger. En este sentido, es importante hacerse las siguientes preguntas:

1- Piensa en cómo es tu hogar y tu estilo de vida. Cada animal y cada raza tiene unas características diferentes que deben ser tomadas en cuenta antes de decidir cuál será el animal ideal para nosotros. Por ejemplo, si se pasan muchas horas fuera de casa, quizás podría ser más aconsejable optar por un gato que por un perro.

En el caso de los perros un aspecto a tener en cuenta son sus necesidades de ejercicio, que son mayores en el caso de perros grandes. Si tenemos en cuenta la edad, los cachorritos y gatitos requieren más cuidados y dedicación, factor importante para valorar si sería más adecuado un animal adulto.

2- Infórmate siempre sobre la protectora o el criador. Como nos recuerdan en Eres Responsable, el lugar en el que buscamos a nuestro animal es clave, ya que puede marcar la diferencia para el bienestar de otros muchos animales; puede suponer la colaboración con el tráfico ilegal y maltrato de animales o el apoyo a entidades autorizadas y criadores que realizan su labor de manera legal y responsable.

Recuerda siempre informarte sobre el número de registro del núcleo zoológico de origen de los animales y sobre todos los datos del animal (especie, raza, fecha de nacimiento, sexo y señales corporales más importantes, tamaño máximo que puede alcanzar, esperanza de vida, carácter y vitalidad). Exige siempre la documentación acreditativa de la identificación y la documentación oficial (cartilla sanitaria o pasaporte) con las vacunas y tratamientos actualizados y garantizados por un veterinario.

3- Infórmate de los cuidados que necesitará el animal. Aparte de toda la información sobre sus características, comportamiento y salud, es importante tener en cuenta lo que animal necesitará al llegar a nuestra casa (camita, comedero y bebedero, caja de arena y rascador en el caso de los gatos, juguetes, protección del espacio…).

4- Agenda una primera visita con el veterinario. Esta primera visita es clave para revisar la vacunación y desparasitación y hacer un chequeo general de salud. También es un momento ideal para que el veterinario nos aconseje sobre la alimentación, entrenamiento y socialización del animal. Recuerda, es importante hacer una revisión al menos una vez al año.