Ubicado a orillas del lago de la casa de Campo y con insuperables vistas a la ciudad se encuentra El Taller. La parada técnica perfecta para satisfacer las necesidades gastronómicas de los amantes de este entorno tan especial de la capital.


La Casa de Campo conocida como templo para disfrutar de la naturaleza, el aire libre y las zonas para hacer deporte tiene una nueva motivación: El Taller. 

Este nuevo espacio gastronómico nace con una idea clara: Satisfacer el descanso bien merecido de aquellos deportistas que disfrutan de este entorno y por supuesto ser un referente para aquellos visitantes de este lugar tan privilegiado y querido por todos. De esta forma el Taller se convierte en parada obligatoria para completar la experiencia de la Casa de Campo. 

Una carta bien diseñada y pensada para todos. El grupo Triciclo, conocido por su experiencia en el sector, confecciona una oferta de nivel centrándose en el entorno para satisfacer a todos los comensales. 

Comenzamos con ligeros y apetecibles entrantes con alma internacional como guacamole, humus y tzatziki, aguachiles, gildas o frescas ensaladas.

Su carta continúa con tres grandes apartados. El primero de ellos dedicado y marcado por el humo y el carbon. Sus grandes piezas incluyen codillo de cerdo lacado; cabezada de ibérico pibil o costillas de cerdo BBQ caseras entre otros. El segundo capítulo hace homenaje al pollo asado, sinónimo de reunión campestre y alegría de domingo. Su preparación es peculiar y pueden tomarse in situ o adquirirse para llevar con una manta para hacer un pícnic en los alrededores. Por último un tercer apartado dedicado a los bocadillos. Mollete de pringá; de pastrami o de calamares, de albondigas delux o incluso perritos currywurst y hamburguesa de vaca vieja madurada. ¿Quién da más?

Como curiosidad es necesario mencionar que el Taller es en sí mismo un club para corredores, triatletas y ciclistas de todos los niveles. Dispone de taller de puesta a punto para todo tipo de bicis y ofrece diversas actividades programadas todos los días de la semana. 

Un lugar que visitar y vivir. Como deportista, con amigos o en familia el Taller da acogida a todos!

Lo bueno: Aquí se bebe cerveza. Su extensa carta de cervezas no pasa desapercibida por nadie!

Lo mejor: Oferta variada y adaptada al entorno. A quién no le apetece hacer un pin tic en la Casa de Campo?

Dirección: Paseo de María Teresa (junto al lago de Casa de Campo). Madrid.

Precio medio: 30 €

@Mysevendays