Jardines históricos, lugares para disfrutar y pasear entre el ruido del tráfico… Los parques son el imprescindible pulmón de la naturaleza en la ciudad.


El Palacio de Cristal y el Monumento a Alfonso XII son las grandes estrellas. En este último se pueden alquilar barcas para remar por el estanque o incluso hacer piragüismo.

El Retiro (Madrid)

Orígenes reales: Este pulmón situado en el corazón de Madrid nació en el siglo XVII como el Buen Retiro para uso y disfrute del Rey Felipe IV y su corte. En el siglo siguiente Carlos III lo abrió al público. Es Bien de Interés Cultural.

madridSus atracciones: Entre sus maravillas se encuentran los Jardines de Cecilio Rodríguez, el Palacio de Velázquez, el Palacio de Cristal (antiguo invernadero y ahora sede de exposiciones) y el Monumento columnado a Alfonso XII, frente al cual se halla el estanque donde remar en una de sus populares barcas. De entre sus fuentes sobresale la del Ángel Caído, dedicada al demonio.

María Luisa (Sevilla)

A la andaluza: Los jardines del Palacio de San Telmo fueron donados en 1893 a la ciudad por la Infanta María Luisa. Posteriormente el paisajista francés Forestier acometió la reforma de sus jardines, entre 1911 y 1922, dándole un toque romántico.
sevilla
Romanticismo: Entre sus glorietas literarias y culturales destaca la de Bécquer (1911), que es uno de los puntos más queridos. Al parque también pertenecen las plazas de España y de América, realizadas para la Exposición Iberoamericana de 1929.

 

Park Güell (Barcelona)

Cumbre modernista: Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue concebido por el arquitecto Gaudí por encargo del empresario Eusebi Güell. Se terminó en 1914, pero se abrió al público en 1926.
barcelonaLa técnica del trencadís: Entre sus elementos brillan la Escalinata (con la famosa fuente de salamandra revestida de trozos de azulejos); la Sala Hipóstila y sus 86 columnas; y sobre esta, la Plaza, bordeada por un banco ondulante. Dentro del recinto está la Casa-Museo Gaudí, que alberga muebles y objetos personales.

 

La Alameda (Santiago)

Encanto gallego: Es el salón natural de los santiagueses desde el siglo XIX, ideal para el paseo y el ocio. Este parque se compone de tres partes: el paseo de la Alameda, la carballeira («robledal») de Santa Susana y el paseo de la Herradura.

santiago
Situación privilegiada: Bordeando el casco histórico y con vistas hacia la fachada oeste de la catedral, tiene fuentes, parterres, quioscos y hasta bancos graníticos con respaldo de fundición de la conocida fábrica gallega de Sargadelos.

 

Santa Clotilde (Lloret de Mar)

Influencia italiana: El marqués Raúl Roviralta encargó la construcción de los jardines en 1918, como dedicatoria a su primera esposa, Clotilde Rocamora. Realizados por Nicolau Rubió i Tudurí, con su aire italiano son el paradigma del jardín “renacentista”
de principios del siglo XX.
lloret de mar
Con el mar de fondo: En un acantilado con vistas sobre el mar, sus terrazas, escaleras, estatuas y fuentes conducen al Mediterráneo y se fusionan con el paisaje conformando un romántico espacio.

 

Jardiners del prado (Talavera)

Conjunto artístico: Talavera de la Reina presume de este hermoso parque, inaugurado en 1928 y cuyo hilo conductor es la cerámica que le da renombre internacional.
talavera
Artesanía universal: Dentro del recinto se encuentran la Basílica de la Virgen del Prado, que acoge a la patrona de la ciudad toledana; y la antigua plaza de toros, donde murió Joselito El Gallo. Una vistosa azulejería cubre el Estanque de los Patos, la Fuente de las Ranas y el quiosco de música, además de los bancos del parque. Todo un placer.

Parque Genovés (Cádiz)

Más de un siglo: Es la zona verde más amplia del centro y lugar favorito de los gaditanos. Su origen (siglo XVIII) fue militar, pero en 1892 el alcalde Eduardo Genovés (al que debe su nombre) acometió su remodelación.

cádizMirando al mar: El parque discurre a lo largo del mar y tiene forma trapezoidal. La avenida central se divide en tres calles por una doble hilera de parterres simétricos. La fuente de los Niños del Paraguas y La Gruta, una cascada con aves, son dos de las paradas más populares.

 

 

Isabel La Católica (Gijón)

El más extenso: Proyectado en 1941, el mayor pulmón verde de la ciudad asturiana se sitúa a la izquierda de la desembocadura del río Piles y al este de la playa de San Lorenzo.
gijon
Un paraíso para las aves Es un jardín arbolado con estanques y parterres. En la zona de los lagos se puede disfrutar de multitud de aves como patos, ocas, garzas y
cisnes. El espacio central es la rosaleda, de estilo francés, cuyos pavos reales son la seña de identidad del parque.

El Castillo (Zamora)

En un cerro: El Castillo de Zamora data del siglo XI y se usó como fortaleza para proteger la ciudad. Con su foso y sus tres torres, es la pieza central del parque.
zamora
Las mejores vistas: En 2009 se inauguró tras una reforma que permite el acceso a todas sus zonas. Dotado con jardines y miradores, es un lugar perfecto desde el que contemplar la original Catedral, el río Duero y una ciudad inédita. También es un museo al aire libre con las esculturas modernistas de Baltasar Lobo.