Una serie de nuevos descubrimientos han podido determinar que el Homo erectus utilizaba
diversas herramientas a las que les daba diferentes usos. Unas eran de corte simple y otras
de corte más complejo.


Las excavaciones se han llevado a cabo en dos yacimientos de Etiopía, apenas separados
unos 6 kilómetros uno del otro. En ambos se han descubierto fósiles de Homo erectus
junto con dos tipos de herramienta de piedra. Uno de los fósiles descubiertos data de
aproximadamente 1,26 millones de años y el otro se sitúa en torno a 1,5 millones de años.

La curiosidad del reciente descubrimiento
Algunas de estas herramientas encontradas presentaban un solo borde afilado, mientras
que otras disponían de un diseño de doble filo. Los fósiles de homínidos y las herramientas
de piedra rara vez se encuentran juntos, lo que hace que estos nuevos descubrimientos
hayan despertado en gran medida el interés de los investigadores.

El Homo erectus del este de África fabricó diferentes tipos de herramientas durante
cientos de miles de años. Una forma de poder adaptarse a las circunstancias reinantes y
poder tanto trabajar como buscar alimento. Para la creación de estas herramientas, se basó
casi en exclusiva de la calidad de la roca disponible en la zona.

Los hallazgos en los yacimientos etíopes refuerzan la idea ya establecida por los
investigadores de que ni el Homo erectus ni ningún otro homínido fabricaron solo un tipo de herramienta de piedra. Estos seres lograron diseñar una variedad de utensilios simples y
complejos que usaban en su día a día.

Los fósiles de un hombre y una mujer adultos
Sin ir más lejos, un estudio reciente descubrió que un pariente lejano y extinto de los
humanos modernos, el Paranthropus boisei, que vivía en África oriental como el Homo
erectus, también fue capaz de fabricar diversas herramientas de piedra. Sin embargo, aún
no se han encontrado muestras de ello.

Los investigadores sospechan que uno de los fósiles encontrados en el yacimiento etíope
pertenece a un hombre adulto. El otro fósil encontrado en el yacimiento más antiguo parece que podría pertenecer a una mujer adulta.

La investigación en los dos yacimientos de Etiopía ha sido llevada a cabo por Sileshi
Semaw, paleoantropólogo del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana
de Burgos. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista Science
Advances.