Ubicado en la céntrica calle Corredera Baja de San Pablo, corazón de Malasaña, este restaurante es el nuevo proyecto gastronómico del Grupo Mamá Chicó siendo el quinto local que abre sus puertas en nuestro país.  Bajo la filosofía ‘slow food’, Mamá Chicó retoma sus recetas a base de productos healthy tratados a la brasa creando así una propuesta única pensada para disfrutar.

Este coqueto local donde el gusto y el estilo brillan en cada rincón. La mezcla escandinava y mediterránea son la clave de su decoración. Olivos, espejos minimalistas y una luz muy tenue, donde las velas cobran protagonismo absoluto a la hora de cenar, son la clave de su escenografía. 

De origen argentino, Mamá Chicó ofrece a sus comensales una carta variada e informal con un toque healthy que prima en cada una de sus recetas. 

Su propuesta gastronómica toma como base verduras, carnes y pizzas que se elaboran a la brasa, siguiendo el estilo que actualmente está de moda en Buenos Aires. Las pizzas elaboradas a la parrilla, que en los últimos años han ganado protagonismo tanto en Argentina como en nuestro país son un must de este local. En Mamá Chicó son de forma rectangular y preparadas con masa negra de carbón vegetal activado, lo que  las hace más digestivas. 

Las opciones para compartir y comenzar la experiencia Mamá Chicó vienen dadas por platos como huevos rotos con cigalas a la plancha y patata gallega, croquetas caseras de cecina con queso Idiazábal y puerro entre otros. Importante destacar los entrantes  de origen ítalo-argentino con creaciones como tagliolini negros con gambones, raviolón de provola con ragú de osobuco y risotto de calabaza con mascarpone. 

En el apartado de carnes y pescados se enmarca en el capítulo ‘Al carbón y al sarmiento’,  con productos de primera calidad que van directos a la brasa. Zamburiñas, salmón salvaje, lomo alto de novillo argentino o Tomahawk de vaca gallega de raza cachena son algunos de los protagonistas de sus recetas. 

Y si la oferta de Mamá Chicó te seduce todavía hay algo más: sus desayunos. Este momento tan importante del día en Mamá Chicó se lo han tomado muy enserio. Su oferta es exquisita, variada y contundente. Se ofrecen a la carta una gran variedad de cafés de distintas procedencias, zumos naturales, bizcochos del día, tostadas francesas de pan brioche casero bañado en leche, cruasanes de mantequilla rellenos e infinidad de dulces y sándwiches. El colofón está en sus tostadas de pan de masa madre con opción de incluir sobre ellas, huevos ecológicos escalfados o a la plancha; hummus de aguacate, queso y lima; burrata y tomate italiano confitado; mascarpone, plátano fileteado, nueces y miel, etc. ¿Quién no quiere empezar así el día?

 

Un nuevo local con alma argentina y filosofía slow food que no dejará indiferente a aquellos que lo visiten! Bienvenidos  a Mamá Chico!

Lo bueno: Carta variada, atención y deco.

Lo mejor: Increíble oferta de desayuno / Brunch los findes de semana.

Precio medio: 25-30 € 

Dirección: Corredera Baja de San Pablo, 10. Madrid. Teléfono: 915946650

 

@Mysevendays