La cocina del restaurante Lagasca 19 se pone a punto para recibir a todos aquellos que quieran disfrutar de una carta variada llena de sabores sorprendentes. Su espectacular espacio y su ambiente distendido hacen que esta nueva apertura en la capital ya esté dando mucho que hablar. ¿Te animas?


Una propuesta maravillosa, creativa y llena de sabor acaba de abrir sus puertas en el epicentro gastronómico de la capital. Si hablamos de Lagasca 19 ya no sólo nos referimos a una localización sino también a este nuevo local con aire elegante y sofisticado. 

Detrás de este proyecto se encuentran Daniel Roca y César Guillen, dos chef creadores de cartas que se salen del guión. Aire vanguardista con matices clásicos conviven en una propuesta gastronómica de alto nivel donde la premisa principal para tomar partida es el producto.

Y es que la suma de haber pasado por grandes restaurantes como Dos Cielos, Celler de Can Roca o Hermanos Torres y el éxito cosechado en los suyos propios, Barra Alta y Masala 73, otorgan a estos chefs una maestría que plasman en el diseño y ejecución de este cuidado proyecto llamado Lagasca 19.

La cocina del restaurante Lagasca 19 se pone a punto para recibir a todos aquellos que quieran disfrutar de una carta variada llena de sabores sorprendentes. Como el mismo Daniel Roca afirma: Para confeccionar la carta pensamos en todo aquello que como cliente nos gustaría encontrar. Un poco de aquí y un poco de allá con la premisa siempre del respecto al producto 

La carta se divide en varias secciones bien diferenciadas donde el comensal podrá elegir y compartir cuantos más bocados mejor. 

En los entrantes destacan las propuestas de su oyster bar, (speciale utah nº3, ostra tibia y ostra encevichada) una parada obligada para los amantes de las ostras y de la cocina fusión. En estos bocados también encontramos platos como ensaladilla al momento con daditos de salmón Carpier, ceviche de sepia o tartar de vieira y bogavante sobre tortita y aguacate. Imposible elegir sólo uno. Las frituras como croquetas melosas y calamarcitos entre otros cerrarán este apartado tan suculento. 

En la sección de los fogones se respira un aire clásico que embauca a todo el que se sienta a disfrutar de la experiencia Lagasca 19. Y es que los platos a degustar son guisos como el de manita y oreja de cerdo deshuesados con bacalao, albóndigas de presa ibérica de bellota Joselito con sepia o jarrete de ternera blanca a baja temperatura. 

La boca se nos hace agua sólo con echar un vistazo al apartado de sus postres: Chocolatada con aceite y sal o su versión de piña y fresas con espuma de chocolate blanco. 

Lagasca 19 ocupa un amplio local que ha sido completamente redistribuido y decorado. Predominan los tonos neutros y los colores naturales en las tapicerías, dejando protagonismo absoluto a su cocina abierta así como su preciosa barra iluminada. La vegetación y paneles de madera en sus techos completan este diseño con ambiente sofisticado y acogedor.

Lagasca19 ha llegado con fuerza y ganas. Una propuesta que debe figurar como opción top para disfrutar de alta gastronomía con producto de nivel en un entorno idílico del que sin duda te costará salir. 

Lo bueno: Local agradable con ambiente distendido y sofisticado. Servicio profesional y atento.

Lo mejor: Propuesta gastronómica con nota alta.

Precio medio: 45-65€

Dirección: Calle Lagasca 19, Madrid

@Mysevendays