Si sueñas con disfrutar de la jubilación, pero desconoces cómo y cuándo podrás hacerlo y cuál será tu pensión, te ayudamos a resolver tus dudas.


Edad legal: ¿Cuál es la edad que establece la ley para jubilarse ordinariamente?

La última reforma legal retrasa de forma gradual la edad de jubilación de los 65 años, requeridos en 2012, a los 67 en 2027.

De tal forma que en 2027, habrá dos edades legales de jubilación: 65 para los trabajadores que hayan cotizado 38 años y medio y 67 para los que no hayan llegado a esos años cotizados (con un mínimo de 15). Pero también se permitirá seguir trabajando más allá de esa edad si se desea seguir manteniendo el mismo estatus económico.

En resumen, no hay una única edad de jubilación legal, ya que dependiendo de la edad biológica, la vida laboral y las condiciones económicas, uno se puede retirar en un momento u otro.

La Ley establece excepciones que permiten disfrutar de una jubilación anticipada y también que los que quieran seguir trabajando después de los 67 puedan hacerlo plenamente o compatibilizando su trabajo con una pensión.

Requisitos: ¿Qué requisitos debo cumplir para jubilarme anticipadamente?

Lo primero que hay que tener claro es que no todo el mundo se puede jubilar antes del tiempo legal establecido. Si se trata de una jubilación anticipada voluntaria, hay que estar afiliado a la Seguridad Social, tener cotizados al menos 35 años (2 de ellos dentro de los 15 últimos) y haber cumplido una edad biológica que sea inferior en dos años a la ordinaria de jubilación fijada ese año.

En el caso de que sea una jubilación anticipada forzosa, debido a un despido por causas económicas, debes tener cotizados 33 años y una edad biológica que sea inferior en cuatro años a la ordinaria de jubilación en ese año.

La pensión: ¿Cobraré la misma pensión si me jubilo anticipadamente?

No. Jubilarse antes supone una disminución significativa en la prestación que dependerá del número de trimestres que se anticipe sobre la edad legal y los años cotizados. Para ello, se aplican unos coeficientes reductores que van aumentando en la medida que la persona se jubila antes y ese recorte se mantiene durante toda la jubilación.

En decir, cuanto más joven te jubiles, menor será tu pensión. Por eso, solo interesa hacerlo si resulta suficiente para vivir. Hay casos excepcionales, entre ellos, discapacitados que pueden adelantar su edad de jubilación sin penalizaciones o trabajadores del mar o de la minería, con regímenes especiales.

¿Cómo puedo calcular la pensión que me va a quedar?

Necesitas estos datos: la edad, el número de años cotizados y el sueldo que has percibido para poder conocer tu base reguladora. En 2020, se toman en cuenta los últimos 23 años de contribuciones a la Seguridad Social.

Cuantos más años tengas cotizados, mayor será tu pensión, pero hay un máximo (2.683,34 €) y un mínimo que varía en función de la edad y de si se tienen familiares a cargo (entre los 600 y los 800).

Para facilitarte este cálculo, la Seguridad Social cuenta con un simulador de jubilación:
sede.seg-social.gob.es.

Y además… ¿Hay otros tipos de jubilación?

Sí. Aunque nos hemos centrado en la jubilación ordinaria y la anticipada, existen otros tipos de jubilación con sus características propias: la no contributiva (personas en riesgo por falta de ingresos), la parcial (trabajo a jornada reducida con parte proporcional de pensión), la activa y flexible (para jubilados que quieren trabajar). Infórmate en la web de la Seguridad Social o en tu oficina más cercana.

¿Es lo mismo la jubilación anticipada que la prejubilación?

No. La prejubilación es la situación de un trabajador que abandona su actividad laboral antes de la edad legal de jubilación mediante un acuerdo con su empresa y recibiendo una retribución hasta que su jubilación se haga efectiva. No se considera un tipo de jubilación.