Destino imprescindible si este verano visitas la costa cántabra. En la pequeña localidad de Suesa se encuentra Pan de Cuco. Un restaurante donde el culto al producto autóctono y las recetas tradicionales renovadas toman protagonismo en una carta plagada de sabor.


Recorriendo la costa cántabra encontramos una joyita gastronómica que merece ser descubierta por todos. Se trata de Pan de Cuco que se posiciona como uno de esos lugares extraordinarios que te alegran el día y el paladar. Y es que a tan solo 20 km de Santander se encuentra Suesa, un pequeño pueblo donde Pan de Cuco se ha convertido en su vecino más ilustre. Y todo gracias a su sorprendente carta y a su acogedor local.

Alex Ortiz es el director de orquesta de esta cocina plagada de identidad, culto al producto y sabores de toda la vida con un toque moderno. Junto con el reconocido hostelero Carlos Crespo, el joven chef vuelca  toda su energía en este primer proyecto personal donde las cosas bien hechas forman parte de su filosofía vital. 

Un precioso local plagado de recortes y láminas llamativas que contrastan en su acogedor comedor iluminado por enormes cristaleras. Su nutrido y coqueto huerto junto a su terraza exterior completan esta decoración tan inusual y a la vez perfecta. 

La carta de Pan de Cuco ofrece una variedad equilibrada del producto regional. En sus platos destaca la materia prima sobre sus cuidadas recetas ofreciendo una combinación perfecta de la identidad cántabra. 

Entrantes que rinden homenaje a su tierra como el apartado dedicado a la anchoa que sorprenden por su presentación y especialmente por su sabor. Imposible no pedir sus exquisitas croquetas de jamón ibérico o su personal ensaladilla rusa. En sus principales encontramos platos como guiso meloso de patas de ternera o un bacalao asado con manitas guisadas y pil pil. Aunque los que ya conocen Pan de Cuco no renuncian  a su famoso arroz con pollo picasuelos, que por si sólo ya justifica la visita.

Una apuesta segura si lo tuyo es la gastronomía local con un toque desenfadado. Cantabria tiene mucho que ofrecer y los bocados de Pan de Cuco son un reflejo de ello.

Lo bueno: Un espacio acogedor, luminoso y con un servicio que conoce las necesidades de sus clientes.

Lo mejor: Materia prima y ADN de gastronomía cántabra.

Precio medio: 30€

Dirección: Calabazas, 17. Suesa, Cantabria. Tel: 942 504 028

 

@Mysevendays