PREGUNTA: Me acaba de llegar una factura del gas de 300 euros, el triple de lo que solía pagar, ¿Cómo puedo reclamar?


RESPUESTA: OCU ha empezado a recibir numerosas reclamaciones de hogares con facturas del gas anormalmente elevadas.

Se trata de facturas estimadas, a causa del estado de alarma que impide acudir a los domicilios, y no basadas en una lectura real. En estos casos el usuario debe saber que la normativa exige que la estimación se realice teniendo en cuenta el consumo en esas mismas fechas en años anteriores y, si no hay histórico, a partir de un perfil medio establecido.

Son los argumentos que deberían adjuntarse en una reclamación ante la compañía. En concreto, debería solicitar la anulación de la factura y la emisión de una nueva, con la lectura facilitada por el cliente o prorrateando su pago mientras no haya lecturas reales. Además, OCU recomienda a los consumidores que no puedan hacer frente al pago de la factura que reclamen su suspensión, o el fraccionamiento de la misma.

Cancelar una poliza

PREGUNTA: Mis ingresos han caído y quiero cancelar el seguro de salud que pago cada mes. ¿Puedo hacerlo antes de que venza la póliza?

RESPUESTA: Los seguros que contrata un particular suelen ser anuales y se van prorrogando por años sucesivos hasta que alguna de las partes se opone a la prórroga. Los seguros de salud como el suyo suelen vencer cada 31 de diciembre, así que usted debería seguir pagando y comunicar a la compañía, con antelación mínima de un mes al vencimiento, su intención de no prorrogarlo. Si deja de pagar a las bravas, la aseguradora podría reclamárselo, incluso judicialmente.

Alimentos sin gluten

PREGUNTA: He leído que una dieta sin gluten mejora la salud gastrointestinal y ayuda a adelgazar, ¿qué hay de cierto?

RESPUESTA: Los supermercados se han llenado de alimentos con la etiqueta “Sin gluten”. Una tendencia que, más que ayudar a los celíacos, parece querer atraer a consumidores persuadidos de que el gluten es malo para su salud.

Un presunto daño, avalado por informaciones sin evidencia científica, que señalan a esta proteína (habitual en el trigo, la cebada, el centeno y, en menor medida, la avena) como causa de malestar digestivo o un obstáculo para perder peso.

De hecho, salvo que la persona sea celíaca o intolerante al gluten, es muy recomendable consumir alimentos que contienen esta proteína, ya que son ricos en otros nutrientes como la fibra, las vitaminas y los minerales, básicos en una dieta saludable.

Lamentablemente, la industria alimentaria se ha apuntado a la moda “Sin gluten”: las ventas de este tipo de alimentos se han multiplicado por 13 en 6 años, amparados en muchos casos por la posibilidad de obtener un mayor beneficio, ya que son hasta un 5% más caros.

Pagos del seguro

PREGUNTA: He llamado al seguro del hogar para solucionar un problema con las luces y tardaban tanto que al final he llamado a un electricista del barrio. ¿Me lo pagará el seguro?

RESPUESTA: El estado de alarma ha provocado que algunos servicios de las aseguradoras del hogar se presten mal o no se presten, ya sea por falta de equipos protectores para los operarios, por la dificultad para conseguir repuestos, o por restricciones a la movilidad.

Cuando la reparación urge, muchos usuarios han terminado llamando a alguien para reparar la avería. No deberían tener problemas para reclamar luego el importe a la compañía, siempre y cuando el operario haya elaborado un informe bien documentado sobre el daño causado y su origen.

Es vital pedírselo expresamente, para luego mandárselo a la compañía junto a la factura. Con él incluso podría reclamar los daños y perjuicios causados por la inoperancia del seguro, salvo que la compañía pueda demostrar que el incumplimiento de su petición se debió a una causa de fuerza mayor.

Si el usuario ha tenido que hacer la reparación él mismo, tiene derecho a que más adelante un profesional de la compañía la compruebe y la rehaga convenientemente. Y si está bien hecha, la aseguradora debería compensar al cliente.