Resolvemos las dudas e inquietudes que pueden surgirte como consumidor para que puedas tomar una decisión consciente de tus opciones en tu día a día. Manda tus consultas a redaccionvivalavida@vivalavida.es


Plazos para la entrega de las compras por internet

PREGUNTA
He comprado un producto por internet y no me ha llegado en el plazo indicado, ¿puedo reclamar?

RESPUESTA
Las condiciones de entrega deben especificarse claramente durante el proceso de compra. Salvo que las partes hubieran acordado otra cosa, el empresario deberá facilitar el pedido sin ninguna demora indebida y a más tardar en el plazo de 30 días naturales.

Pero, en cualquier caso, si no se realiza la ejecución del contrato por parte del empresario porque no estuviera disponible el bien, deberá informar al consumidor de esa falta de disponibilidad, y entonces el comprador puede decidir si sigue adelante con la operación o si desiste sin coste adicional, debiendo en este caso recuperar sin ninguna demora indebida el dinero que hubiere pagado.

La ley que regula la protección de los derechos de los consumidores y usuarios establece que, en caso de retraso injustificado en la devolución de lo pagado, el usuario podrá reclamar que se le pague el doble de la suma adeudada, sin perjuicio de ser indemnizado por los daños y perjuicios sufridos.

Renovar el colchón

PREGUNTA
¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar de colchón? ¿Hay algún material concreto que duren más?

RESPUESTA
Según nuestras pruebas, un buen colchón es capaz de durar hasta 10 años sin perder sus propiedades. Pasado ese tiempo, el desgaste y el propio uso hacen que sea recomendable cambiarlo por otro nuevo. En cuanto a los materiales, tanto los colchones de muelle como los de espuma pueden durar el mismo tiempo (10 años en buen estado). La durabilidad de un colchón depende más de la calidad individual de estos materiales que del material en sí.

Devolución de compras

PREGUNTA
¿Puedo arrepentirme de una compra que he realizado a través de la comercialización “puerta a puerta”?

RESPUESTA
Sí. Cuando compramos un producto o contratamos un servicio fuera de establecimientos comerciales (por ejemplo, en nuestra propia casa) o a distancia (por teléfono, a través de internet), los consumidores contamos con un plazo de catorce días naturales en el que podemos echarnos atrás y anular la compra o la contratación si, una vez realizada, lo hemos pensado mejor y no queremos seguir adelante.

A este derecho que otorga la ley se le denomina “derecho de desistimiento”, y antes de la contratación, el empresario debe informar al consumidor de este derecho, de las condiciones, plazo y procedimiento para ejercerlo.

En caso de que no hayan informen al consumidor de su derecho a desistir de la compra, el plazo de catorce días naturales se prorrogará a doce meses desde la fecha de finalización del plazo inicial. Por otra parte, el consumidor deberá devolver el producto en un plazo máximo de catorce días desde que haya comunicado su voluntad de desistir.

Menos plástico

PREGUNTA
¿Cómo puedo reducir mi consumo de plásticos en las compras?

RESPUESTA
Se pueden adoptar diferentes hábitos para reducirlo:

— Comprar más a menudo a granel para evitar los envases, y si no es posible, trata de que contengan el mínimo embalaje y que estén hechos de materiales fácilmente reciclables.

— Hacer la compra con bolsas reutilizables. Reutiliza bolsas que ya tengas, usa bolsas de tela o lleva el carrito de la compra de toda la vida.

— Llevar una cantimplora o botella de aluminio o de silicona en vez de comprar agua embotellada.

— Desterrar los productos de usar y tirar, como maquinillas de afeitar, bastoncillos, vajillas, cubiertos de plástico, pajitas…

— No usar papel de aluminio o film transparente para llevar el almuerzo o la merienda. Hay alternativas para portar los bocadillos, como las bolsas de tela.

— Utilizar productos de higiene alternativos a los líquidos y cremas envasados en plástico: pastillas de jabón, champús sólidos, dentífrico en pastilla. Y, antes de comprar un objeto de plástico, es recomendable investigar si se puede encontrar de segunda mano y en buen estado o buscar una alternativa que no sea de plástico.