Resolvemos las dudas e inquietudes que pueden surgirte como consumidor para que puedas tomar una decisión consciente de tus opciones en tu día a día. Manda tus consultas a redaccionvivalavida@vivalavida.es


Los riesgos, a tener en cuenta, a la hora de pedir un crédito

PREGUNTA
Necesito pedir un microcrédito, pero he oído que tiene muchos riesgos. ¿Qué consejos puedo seguir para evitar engaños?

RESPUESTA
Es importante saber que recurrir a este tipo de créditos puede suponer algunos peligros e incluso puede agravar la situación de aquellas que tienen apuros económicos pue, en caso de impagos, los costes se dispararán aún más, por las comisiones y harán que la deuda aumente rápidamente.

A esto se unirá la inclusión en el registro de morosos, la posible venta de la deuda a una empresa de recobros, muchas de las cuales utilizan prácticas en los límites de la legalidad para presionar a los deudores… o incluso, acabar en los tribunales de justicia. Son muchos riesgos.

Nuestro consejo es que te plantees otras alternativas, como un préstamo personal, comparando siempre diferentes ofertas. Debes estar atento para no exceder tu capacidad de endeudamiento. Si necesitas recurrir al crédito con frecuencia (o peor, por sistema), toma medidas y ajusta (aún más) tus gastos para evitar acabar con una situación más desfavorable aún.

Consumo inteligente

PREGUNTA
¿Qué puedo hacer para ahorrar en calefacción?

RESPUESTA
Hay algunas medidas que se pueden tomar, por ejemplo:
1. Coloca burletes en puertas y ventanas: taponan el paso del aire y conservan la temperatura.
2. Ventila temprano: si en tu fachada da el sol, ventila nada más levantarte.
3. Decora con alfombras y cortinas de color oscuro: absorben la radiación solar y ayudan a subir la temperatura.
4. Purga los radiadores: para mejorar el rendimiento de la caldera.
5. Abrígate en casa: Baja la temperatura a 21ºC y evita llevar manga corta, ahorrás un 20%.

Fecha preferente

PREGUNTA
He oído que es peligroso comer huevos en mal estado, ¿es cierto? ¿Puedo consumirlos si ha pasado poco tiempo desde su caducidad?

RESPUESTA
En primer lugar, si los huevos parecen estar en mal estado porque huelen mal o porque está rota la cáscara no deben consumirse nunca. Sin embargo, si los huevos están bien, sin mal olor y sin desprender ningún líquido, pueden consumirse después de la fecha, ya que tienen fecha de consumo preferente.

Nuestro consejo es que no los aguantes más de 7 ó 10 días después de la fecha indicada y los consumas cocidos para que la yema quede bien cuajada. Respecto al riesgo, es cierto que pueden resultar un peligro. Por ello, conviene manipularlos con cuidado, evitando que el interior se contamine con la cáscara, ya que puede estar sucia.

También recomendamos tener las salsas,que lleven huevo en nevera y no más de 24 horas desde que se preparan. Si haces una tortilla con huevos no muy cuajados, no la tengas más de un par de horas fuera de la nevera para evitar que se contamine.

AUTOMEDICACIÓN

PREGUNTA
Tomo antibióticos a menudo cuando tengo gripe o resfriado, ¿es cierto que es un error? ¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

RESPUESTA
Sí, y además es un error muy grave. En primer lugar, porque la gripe y los resfriados son procesos víricos, no bacterianos, y los antibióticos no funcionan contra los virus, solo contra las bacterias. Además, hacen daño a la flora bacteriana habitual de nuestro organismo, lo que produce diarrea como efecto adverso frecuente.

Pero, sobre todo, lo más grave es que tomando antibióticos cuando no es estrictamente necesario se generan resistencias bacterianas. Todas las bacterias, ya sea de forma natural o porque han mutado, tienen genes que les permiten resistir a los efectos de los antibióticos. Se las conoce como “súperbacterias”.

Mientras los antibióticos matan a la mayoría de las bacterias, estas súperbacterias sobreviven, se multiplican y transfieren estas mutaciones a otras bacterias generando nuevas resistencias. El problema de estas superbacterias es que llega un momento en que son resistentes a todos los antibióticos existentes y no quedan tratamientos con los que poder tratar la infección.

Ejemplo de ello es que el año 2015, aproximadamente, 3.000 personas fallecieron en España por una infección causada por una de estas bacterias.