En solo un año han ampliado el negocio y se han adaptado a las necesidades actuales. Laura y Alejandra crearon Kausi para reivindicar el diseño en algo tan español como el abanico.


Las descubrimos a principios de 2019, cuando crearon KAUSI (www.kausi.es), un proyecto que en poco más de un año ha crecido y evolucionado, como nos cuentan estas dos emprendedoras que, además, son primas.

“Nos dimos cuenta de que en España no existía una marca de abanicos como tal que estuviera ligada al mundo de la moda y las tendencias como ocurre en otros países como Francia e Inglaterra.

Quisimos resucitar un artículo tan marcadamente nuestro para volver a ponerlo de moda y teníamos claro desde el principio que queríamos apoyar la artesanía española. La Comunidad Valenciana tiene más de 300 años de historia y es la única región de Europa donde todavía se conserva este oficio, así que los hacemos ahí.

Todos nuestros abanicos están fabricados con materiales de primera calidad, maderas nobles de peral o sipo y algodón 100% y la verdad es que nos nos podíamos quejar por como iba todo.

Pero también queríamos amplia nuestro mercado con complementos más raros y creíamos que la mascarilla podía ser uno de ellos, porque se la habíamos visto a algunos artistas como Billie Eilish…

Y entonces llegó el COVID 19. Las Fallas se anularon, no había eventos y nuestros fabricantes estaban parados, así que hablamos y se pusieron las pilas en conseguir los tejidos certificados para lograr un producto de calidad con el que estamos muy contentas.

Hacemos mascarillas sin necesidad de filtro, certificadas y homologadas por el Ministerio de Sanidad, reutilizables y con diseños a juego con los abanicos. Empezamos en mayo, son nuestra línea Kausimasks y la verdad es que ha sido un boom.

Pero sobre todo estamos contentas porque hemos ayudado a nuestros fabricantes, que han pasado de estar en un ERTE a contratar a más trabajadores.

Además hicimos una colaboración con Barbara Pan de Soraluce y diseñamos tres modelos de abanicos muy representativos y muy especiales y tres mascarillas. Tuvimos la suerte de que se las pusieron Isabel Preysler y Tamara Falcó, y ahora estamos hasta arriba de pedidos.

Cuando pase todo esto, que espero que sea pronto, quizás no tengamos tanta gama de mascarillas, pero no vamos a dejar de fabricarlas. Para nosotras han venido para quedarse y serán un complemento más, que usaremos ya de vez en cuando”.