Intentas reciclar todo lo que puedes pero, muchas veces, surgen dudas de donde tirar un determinado residuo. Te damos las claves de cada contenedor para que no te equivoques.


El reciclaje cada día está ganando más relevancia entre la sociedad. Practicando el reciclaje podemos evitar la creación de nuevos residuos y su acumulación, así como conservar el medio ambiente más limpio. Representa un ahorro energético y económico importante, además de reducir los costes de gestión y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Naranja

En algunos municipios son grises y es el denominado contenedor de restos. Estos contenedores están destinados a los restos generales que no se depositan en ninguno de

los contenedores explicados a continuación, porque no se reciclan ni se utilizan para

compost. Aquí se depositan residuos como:
— Pañales y compresas
— Juguetes rotos
— Biberones o chupetes
— Cristales y cerámicas en trozos pequeños
— Utensilios de cocina
— Arena para mascotas
— Colillas, polvo y pelo

 

Verde

El contenedor verde es el destinado a la recolección del vidrio, en él se pueden depositar:

— Botellas de vidrio
— Frascos de perfume
— Tarros de vidrio
— Desodorantes de roll-on de vidrio
— Pulverizadores de vidrio

Hay que diferenciar muy bien el vidrio del cristal, ya que los envases de cristal no se pueden depositar en este contenedor. Así, las copas, las vajillas, los cristales de ventanas, los espejos o las bombillas convencionales se deben tirar en el contenedor de restos. Pero las bombillas de bajo consumo, los fluorescentes y los termómetros deben ir al punto limpio.

Azul

Al igual que el amarillo (de plásticos), llevan más de 20 años en funcionamiento y es de uso exclusivo para el papel y el cartón. En él se depositan los siguientes elementos:

— Envases de cartón o papel
— Periódicos y revistas
— Hojas, sobres y cuadernos
— Papel de envolver
— Bolsas de papel

Recuerda que los bricks (de leche, zumo…), aunque parecen de cartón, no van a este contenedor: se deben reciclar en el contenedor amarillo porque, además de estar hechos con cartón, contienen plástico y aluminio. Tampoco se deben echar aquí los papeles o cartones plastificados, o servilletas y papel de cocina porque tienen restos orgánicos.

Marrón

Este es un contenedor relativamente nuevo y surge de la división del tradicional de restos. Aquí se depositan residuos orgánicos de origen animal o vegetal, que se descomponen fácilmente, tales como:

— Restos de comida
— Huesos o semillas de frutas o verduras
— Papel de cocina o servilletas usadas
— Restos de flores
— Serrín

Pero nunca debes tirar aquí aceites, pañales, compresas, excrementos de animales o corchos.

Amarillo

Este contenedor es el destinatario para el plástico, pero en él también se depositan envases metálicos y el aluminio. En él se deben desechar los siguientes residuos:

— Botellas de plástico
— Tetra briks
— Envases de yogures y similares
— Botes de productos de limpieza de plástico
— Latas de conservas o de refrescos
— Hueveras de plástico
— Bolsas de plástico
— Papel de aluminio
— Platos y vasos desechables
— Tapas y tapones de plástico y metal
— Envoltorio de film
— Bandejas o cajas de corcho blanco
— Envases de pasta de dientes

Los aerosoles siempre han de llevarse al punto limpio. Y las piezas de plástico como utensilios de cocina o juguetes deben ir al contenedor de restos (naranja).

¿Qué hacer con…?

Hay residuos que necesitan un contenedor más específico para su reciclaje debido a su alto nivel de contaminación.

1- Medicamentos En las farmacias se encuentra el contenedor blanco o Punto SIGRE (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases), donde se depositan tanto los medicamentos caducados o que no se utilicen como los envases vacios o con restos, así como las cajas. Recuerda que no hay que depositar agujas, termómetros, gasas o radiografías, que deben ir al punto limpio.

2- Pilas Contienen ingredientes muy dañinos como mercurio, plomo o litio y pueden dañar hasta 5.000 litros de agua, además de nuestra salud por los gases tóxicos que desprenden.
La mejor forma de eliminarlas es depositarlas en los contenedores para ellas que suele haber en los comercios. Además, en muchas marquesinas de autobuses o en la calle hay contenedores específicos para ellas. Nunca optes por tirarlas a la basura normal, al campo o al río.

3- Punto limpio Donde se deposita todo aquello que no se deja en un contenedor, como electrodomésticos, aceites, aerosoles, lámparas, baterías, pinturas, muebles y chatarras en general. A cada municipio le corresponde un punto limpio. Para encontrar el tuyo teclea en Google ‘buscador de puntos limpios de la OCU’.