El Gobierno ha decretado la prórroga por otros 14 días del restablecimiento de los controles en las fronteras terrestres con Francia y Portugal.


El mundo continúa confinado haciendo frente a la pandemia del coronavirus. Los datos siguen siendo totalmente devastadores con más de 100.000 muertos en todo el planeta y 1,7 millones de infectados. Sin embargo, este sábado, las muertes en España han bajado a 510, la menor cifra desde el pasado 23 de marzo. Un dato que arroja algo de luz con casi 60.000 pacientes dados de alta. Los muertos totales en nuestro país ascienden a 16.353 y el total de positivos a 161.852. En las últimas horas la bajada de fallecidos es notable, la jornada anterior había dejado una cifra de 605.

Madrid continúa siendo la comunidad más castigada con más de 6.084 muertos, le sigue Cataluña con 3.331 y Castilla-La Mancha con 1.483. El total de contagiados en Madrid superan los 45.000 y la cifra de curados es de 23.663.

El Gobierno ha confirmado que prorrogará dos semanas más los controles en las fronteras con Francia y Portugal. Esta medida entrará en vigor esta misma medianoche y se alargará hasta el sábado 25 de abril. La restricción no se aplica al transporte de mercancías ni al personal de misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales. Y se permite la entrada a ciudadanos españoles, residentes en España, trabajadores transfronterizos y causas de fuerza mayor.

El uso de las mascarillas

Otro tema de candente actualidad es el de las mascarillas. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha aconsejado llevarlas. Además, se repartirán en el transporte público el próximo lunes para aquellos que regresen al trabajo. Aún metidos de lleno en la «fase de confinamiento», las empresas deberán seguir escalonando la entrada de sus empleados a sus puestos de trabajo.

Las mascarillas no son obligatorias, pero sí son aconsejables para todas la población en zonas donde se agrupe un importante número de personas como puede ser el transporte público. Esta medida se sucede después de que se haya confirmado que las personas asintomáticas también pueden propagar el temido virus.

La mascarilla recomendada para aquellos que regresen al trabajo es la higiénica. El ministro de Sanidad confirmó que se está trabajando para garantizar el suministro. Esta recomendación se suma a las medidas básicas de seguridad, entre las que figuran las siguientes: mantener la distancia interpersonal de al menos 2 metros, la frecuente lavado de manos y la higiene de espacios públicos y privados.

Las residencias de ancianos continúan siendo el foco más importante de la pandemia. Precisamente es allí donde se están registrando el mayor número de nuevos contagios ya que es muy difícil seguir las recomendaciones de distanciamiento social. Además, en las últimas horas, la Comunidad de Madrid ha registrado un importante número de contagios entre religiosas, tal y como lo ha confirmado la presidenta Isabel Díaz Ayudo en la Cope. «Son siempre las últimas en quejarse, es más nunca lo hacen, siempre trabajan en silencio y están dispuestas a los demás», señalaba.

coronavirus

Otro de los colectivos afectados es el de los sanitarios quien se encuentra en la primera línea de esta lucha. Más de 20.000 han sido contagiados en nuestro país, una cifra que eleva a un 15% del total. 

A pesar de que los datos comienzan a ser algo halagüeños, el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, ha advertido de que el fin del confinamiento demasiado precoz puede repercutir de forma negativa: «Puede reproducirse en un repunte mortal».

También hacía hincapié en la importancia de protegerse frente al virus, sobre todo, en el sector sanitario: “La evidencia muestra que cuando los trabajadores de salud usan equipos de protección personal de la manera correcta se pueden prevenir las infecciones. Eso hace que sea aún más importante que los trabajadores de la salud puedan acceder a las mascarillas, guantes, batas y otros equipos de protección individual que necesitan para hacer su trabajo de manera segura y efectiva”. 

Otro de los países devastados por el virus está siendo Estados Unidos. Este viernes rozaba los 17.000 muertos y superaba en datos a España. Una cifra que crece día tras día con casi medio millón de contagiados por coronavirus. El estado más golpeado, con casi 20 millones de habitantes, continúa siendo Nueva York. Desde allí, están dando la vuelta al mundo imágenes muy duras como son las de la gran fosa común de la isla de Hart, al este del Bronx, donde están enterrando a aquellos que nadie los reclama. En los últimos días, se están enterrando alrededor de 25 cadáveres por jornada.