Desde el descubrimiento de un nuevo brote del coronavirus el pasado mes de diciembre, las autoridades chinas han puesto en cuarentena a millones de personas y los aeropuertos están realizando controles para detectar posibles signos de la enfermedad, con intención de
mantener bajo control la propagación. Sin embargo, a medida que van pasando los días, los científicos aprenden cosas nuevas sobre este virus y no acaba de quedar del todo claro cuán efectivas son las estrategias para detener al coronavirus y evitar que se convierta en un problema aún mayor.

Qué medidas de control se están tomando
China mantiene en cuarentena a más de 50 millones de personas. Ha cerrado escuelas y
mercados de animales vivos. Los aeropuertos de todo el mundo están haciendo controles de los pasajeros susceptibles de estar contaminados con el virus.

Son muchas las medidas que se están tomando en todo el mundo para tratar de mantener
controlada la propagación del virus, sin embargo, todavía se desconoce si todos esos esfuerzos tendrán éxito en la contención de una infección que ahora amenaza al menos a 15 países.

Hay muchas incógnitas que resolver para determinar qué posibilidades de control tenemos
realmente. Entre esas preguntas se incluyen cómo de letal puede llegar a ser el virus, cómo de contagioso es, si se puede transmitir entre personas infectadas pero asintomáticas y si puede ser contenido en gran medida en su país de origen.

Cómo evitar la propagación del virus
Hay una serie de recomendaciones para evitar contagiarse de este virus que debemos seguir en caso de que el virus llegue a España:
Lavarse las manos frecuentemente con abundante agua y jabón.
Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
Toser empleando el uso de pañuelos desechables o cubriéndose la boca y la nariz.
Se debe evitar mantener el contacto directo con personas que puedan estar infectadas
por el coronavirus.
Se recomienda el uso de mascarillas sanitarias, que, aunque no darán alta protección,
sí puede ayudar a prevenir en cierta medida los contagios. Las mascarillas deben
cambiarse con frecuencia.