La crisis del coronavirus está llevando a España y a numerosos países en todo el mundo a tomar una serie de medidas drásticas para tratar de contener la pandemia. Las autoridades sanitarias insisten cada día en la necesidad de tomar conciencia de lo importante que es atender a las medidas de prevención.


Y una de las que podemos cumplir perfectamente desde casa o el trabajo es el lavado exigente de manos con jabón.

La mayoría de los virus poseen una membrana exterior, que está formada por una bicapa
lipídica, que es la que los protege. Esta capa es impermeable al agua, sin embargo, el jabón y su estructura química sí pueden disolverla haciendo que el virus se vuelva totalmente inactivo.

Así pues, al mezclar el agua con el jabón lo que conseguimos es deshacer la capa de grasa
que recubre al virus para protegerlo. De esta manera, el virus queda totalmente expuesto
para ser fácilmente eliminado.

Cómo lavarse las manos con agua y jabón
No obstante, hay que lavarse las manos con agua y jabón de una determinada manera para conseguir el efecto esperado. Según la OMS, debemos dedicar a este procedimiento entre 40 y 60 segundos. Por tanto, no se trata simplemente de un lavado superficial con agua y jabón, sino que hay que ir un poco más allá.

El procedimiento recomienda no solo frotar las palmas de las manos entre sí. También
debemos frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda,
entrelazando los dedos y viceversa. Además, hay que frotar las palmas de las manos entre
sí con los dedos entrelazados y frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la
mano opuesta, agarrándose los dedos.

Por último, habría que frotarse con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo,
atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa. A su vez, habría que frotarse la
punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un
movimiento de rotación y viceversa.

Una vez nos hayamos lavado bien las manos con agua y jabón, es recomendable secarse
con una toallita de papel desechable.

¿Usar jabón o geles desinfectantes?
Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Ministerio de Sanidad insisten en
la necesidad de lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón. Otra opción que
podemos utilizar también es un desinfectante a base de alcohol, pero con agua y jabón es
más que suficiente.

De todas maneras, los desinfectantes, los geles y las cremas que contienen alcohol tienen
efectos similares, pero no tan buenos como los del jabón. Sin ir más lejos, los especialistas
aseguran que los agentes antibacterianos de los productos anteriores no afectan a la
estructura de los virus de la misma manera que el jabón.

El uso de geles desinfectantes solo es recomendable en aquellos casos en los que no
podamos lavarnos las manos con agua y jabón. Pero siempre y cuando la composición del
producto contenga al menos un 60% de alcohol.