Los complementos nutricionales que incluyen vitaminas de los grupos B, C, D y E se emplean frecuentemente para contribuir a la función inmune, que junto a jalea real y propóleo aportan un plus de energía


Las infecciones respiratorias son muy frecuentes en los niños. La mayoría de ellos sufren anualmente entre seis y ocho infecciones respiratorias de las vías altas durante sus diez primeros años de vida.

Así lo indica el Grupo de Patología Infecciosa de la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria que explica que la razón de esta recurrencia de infecciones reside en el sistema inmunitario de los más pequeños, que es inmaduro y aún no ha tenido tiempo de desarrollarse en su totalidad para protegerse de las agresiones externas.

El sistema inmunitario, lo que comúnmente llamamos nuestras defensas, está integrado por una vasta red de células, tejidos y órganos que funcionan en equipo para defendernos de los virus y bacterias. La misión del sistema inmunitario no es otra que reconocer a estos agentes invasores, evitar que entren en nuestro organismo y, si ya están dentro, plantarles cara hasta deshacerse de ellos.

El sistema inmunitario de los más pequeños
El problema en el caso de los niños reside en que sus defensas no están desarrolladas por
completo hasta que alcanzan la edad adulta. Nuestro sistema inmunitario, el de todos
nosotros, está integrado por la inmunidad innata, con la que nacemos, y la adaptativa, que
vamos adquiriendo con el tiempo.

La peculiaridad del sistema inmunitario de los niños, lo que hace a los pequeños más proclives a algunas infecciones, está en que la inmunidad innata no es perfecta y la adaptativa no está lo suficientemente madura. Así lo explica el estudio Niño Con Infecciones Recurrentes.

Informe de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, Grupo de Patología Infecciosa. De esta forma, durante los primeros meses de vida, los niños cuentan con anticuerpos transmitidos por la madre a través de la placenta o de la lactancia que les protegen de algunas infecciones, pero entre los 6 y 12 meses, estos anticuerpos van desapareciendo sin que la inmunidad adaptativa se haya desarrollado por completo.

No hay fórmulas mágicas para poner a punto nuestro sistema inmunológico y el de los más
pequeños de la casa, pero existen algunos alimentos que nos pueden ayudar. Los vegetales y frutas, los cereales integrales y legumbres, las grasas saludables y las proteínas de las carnes magras pueden resultar de utilidad. Además, algunos complementos nutricionales que incluyen vitaminas de los grupos B, C, D y E, se emplean frecuentemente para contribuir al normal funcionamiento del sistema inmunitario, sumado al propóleo o jalea real, ayudan a aportar un plus de energía a la dieta.

niños
UN CÓCTEL NATURAL PARA LAS DEFENSAS DE TUS PEQUEÑOS
MARNYS, laboratorio especialista en  complementos alimenticios y cosmética certificada Bio y natural, cuenta con un producto específico que puede ayudarte a poner a punto las defensas de tus hijos: PROTECT JUNIOR.
Protect junior ha sido específicamente
formulado para complementar la dieta en niños y adolescentes durante su etapa de crecimiento, gracias a la exclusiva asociación de 12 vitaminas, Jalea Real y Propóleo.

Recomendado para niños a partir de los 4 años, Protect Junior aporta energía y un cuidado integral para niños y adolescentes, en etapa de crecimiento, actividades físicas y cambios fisiológicos.

Su formato en viales bebibles monodosis es cómodo de tomar, seguro y fácil de transportar. Tiene un agradable sabor a frutas del bosque y, además, su formato líquido es
ideal para tomarlo solo o mezclar con zumos fríos, yogures o batidos, lo que permite una toma fácil, cómoda y rápida.

De venta en centros especializados, herbolarios, parafarmacias y la parafarmacia del Corte Inglés. PVP: 18,95 €