Las personas que tomaron un medicamento que contenía interferón beta 1b (uno de los
compuestos químicos inmunes naturales del cuerpo) junto a una combinación de otros
medicamentos contra el VIH y un medicamento antiviral apenas tardaron siete días en
recuperarse del coronavirus.

A modo comparativo, las personas que tomaron el medicamento contra el VIH tardaron 12
días en recuperarse. La recuperación en ambos casos incluía la eliminación del virus en el
organismo, mejoras en los síntomas y el alta hospitalaria.

Los hallazgos no se pueden aplicar a las personas más enfermas
En un estudio anterior, la dosis conjunta de lopinavir y ritonavir no fue efectiva para
combatir las infecciones por coronavirus en las personas más gravemente enfermas.

En la nueva investigación, en cambio, los pacientes que tuvieron síntomas de coronavirus durante siete días o menos se recuperaron rápidamente.

El reciente estudio tuvo lugar en Hong Kong, donde todos los diagnosticados con
coronavirus debían ir al hospital hasta que estuvieran libres del virus. Las 127 personas que participaron en el estudio presentaban síntomas de leves a moderados.

Ninguno estaba gravemente enfermo. Como resultado, se puede afirmar que los hallazgos pueden no ser aplicables a las personas más enfermas.

Sin embargo, estos resultados subrayan la necesidad de tratar la enfermedad lo antes
posible. El interferón beta 1b es uno de los compuestos químicos inmunes que el cuerpo
produce para estimular a las células inmunitarias para combatir los virus.

El coronavirus contiene genes que pueden obstaculizar la señal de interferón. Pero si se proporciona con antelación, puede evitar que las personas enfermen gravemente.

El interferón beta 1b es efectivo en la fase temprana de la enfermedad
Si esperamos a tratar a las personas hasta que estén más enfermas, se corre el riesgo de
que el virus se reproduzca sin control.

Esto provocará que el sistema inmunitario genere una tormenta de sustancias químicas inflamatorias que pueden dañar tanto los órganos del cuerpo como la función pulmonar. En este punto, los antivirales son inútiles en su mayoría y agregar interferón en esta fase solo haría empeorar las cosas.

Sin embargo, las personas que participaron en el estudio y recibieron el medicamento en la
fase más temprana de la enfermedad mejoraron notablemente. Los niveles de químicos
inmunes que causan inflamación disminuyeron al igual que la cantidad de virus en las fosas
nasales, la saliva y la garganta de estas personas.

El interferón beta 1b es un medicamente que se usa para ayudar a controlar algunas
formas de esclerosis múltiple. Aunque, curiosamente, aún no se sabe por qué ayuda ese
medicamento a esta enfermedad.