La sonrisa alerta de problemas que pueden estar ocurriendo en el organismo, según Clínicas W. Cuidarla, especialmente en estas semanas de cuarentena, es crucial. 


 

  • Cepíllate los dientes de forma adecuada y regular
    El cepillado dental debe ser algo rutinario, pero no por ello debemos descuidar la calidad del mismo. Estos días que pasamos más tiempo en casa podemos aprovechar para mejorar nuestra técnica, insistiendo en las zonas de más difícil acceso y prestando atención a la limpieza entre diente y diente con seda o cepillos interdentales. Las zonas menos accesibles son precisamente las más susceptibles a la patología. Os aconsejamos los enjuagues con agua oxigenada al 1%, de este modo disminuiremos la carga viral, sobre todo si en casa hay personas con alguna sintomatología o posibles asintomáticos.
  • Controla la ingesta de alcohol y bebe mucha agua.
    El alcohol tiene un alto contenido en azúcares que puede provocar sensibilidad dental e incluso caries y eso conllevará a que tengamos algún problema innecesario o fácilmente evitable. Aprovecha para beber mucha agua.
  • Evita picar entre horas.
    Sí, sabemos que es difícil. Pero si lo haces, trata de consumir snacks saludables como, por ejemplo, zanahoria, manzana o fresas. Evita los dulces y la comida ultra-procesada. Si te animas, puedes probar a hacer un bizcocho en casa y así asegurarte de que los ingredientes utilizados son lo más saludables posible.
  • Ten cuidado con los alimentos muy duros o fríos.Procura también evitar comer cualquier alimento que pueda provocarte inconvenientes puntuales en los dientes como las palomitas, los caramelos pegajosos, ciertos alimentos muy duros o las bebidas excesivamente frías. Estos días es mejor ser precavidos y evitar molestias dentales y urgencias.
  • Toma alimentos ricos en vitamina C.
    Durante estos días en los que salir de casa es un lujo que no podemos permitirnos, podemos optar por un plan B: tomar fruta como, por ejemplo, el kiwi que es rico en vitamina C, también conocida como “vitamina del sol”. Además de aportarnos esta vitamina, este tipo de alimentos contribuyen al óptimo estado de nuestros dientes. Recuerda también que los ácidos de los cítricos pueden dañar al esmalte dental por lo que es preferible beber agua después de tomarlos y esperar unos minutos a que se regule el pH de la saliva antes de cepillarnos los dientes.
  • Establece una rutina de higiene con los más pequeños.
    Mucho se habla durante estos días de la importancia de lavarse las manos para combatir el contagio del virus. Os recomendamos que tratéis de conseguir que los niños estén concienciados, de la misma manera que pasa con las manos, de la importancia de la higiene dental para evitar focos de infección en la boca e instaurar una rutina saludable.

    Es muy importante que nos lavemos las manos antes y después de cepillarnos los dientes. Además, aquí se destacan un par de claves extras para mejorar nuestra higiene bucal e insistir en algunos aspectos a los que conviene prestar atención:
    dental
    La higiene interdental
    Como se mencionaba antes, limpiar las zonas de difícil acceso es fundamental para una boca sana. Introduce la seda con cuidado entre cada espacio y trata de abrazar el diente realizando movimientos hacia arriba y abajo. Si no estás acostumbrado a hacerlo puede resultar difícil e incluso puedes notar un ligero sangrado (que nos alerta de un problema de encías). Hazlo con cuidado y aprovecha a crear el hábito. En cuanto pase este periodo llama a tu Clínica W de confianza para que te ayude a mejorar.

    El momento de cepillarse
    Puedes aumentar la frecuencia de cepillado aprovechando la cuarentena. Recuerda que después de comer alimentos dulces es mejor esperar unos minutos para cepillarse para dejar que el pH de la boca se estabilice.

    El tipo de cepillo de dientes
    Escoge uno que sea manejable, con cabezales pequeños que faciliten el acceso a los molares posteriores, así como a la parte interna de los dientes. Conviene que sea de fibras suaves o dureza media. No olvides reemplazar el cepillo de dientes cada tres meses, o incluso antes si observas que las cerdas están ya desgastadas.

    Es importante tener en cuenta todas estas recomendaciones ya que, de este modo, evitaremos visitas innecesarias a la clínica dental. No obstante, cada una de las clínicas que componen Clínicas W han habilitado teléfonos de urgencias para atender y apoyar a sus pacientes a lo largo de todo este confinamiento.

Además, se ha habilitado el teléfono gratuito central: 900 40 30 40 

Quédate en casa, pero no olvides cuidar de tu sonrisa.