Es muy importante que el ejercicio se haga de manera progresiva y que no hay que forzar a nuestro cuerpo.


El pasado 2 de mayo, el Gobierno de España aprobaba una nueva medida de alivio con tal de llegar a la esperada «nueva normalidad» y permitía salir a hacer deporte. Desde entonces, son muchas las personas que han vuelto a su rutina de hacer ejercicio y muchas otras se han animado a iniciarse en el «running». Eso sí, bajo las franjas horarias permitidas, es decir, entre las 6 y las 10 de la mañana y entre las 20 y 23 horas de la noche.

Muchas personas ha visto con cierto temor el hecho de volver a hacer deporte fuera de casa. Por ello, siempre hay que recordar que hay que ir poco a poco para que el cuerpo se acostumbre a la nueva realidad. Ante el hecho de salir a determinadas horas a practicar ejercicios, surgen muchas dudas acerca de cuál es el mejor turno para practicar ejercicio. A continuación, te hacemos una serie de recomendaciones, aunque deberás tener en cuenta que es muy importante que el ejercicio se haga de manera progresiva y que no hay que forzar a nuestro cuerpo.

¿Qué hora es mejor?

No hay una hora mejor para salir a hacer ejercicio físico y siempre va a depender de tu disponibilidad y ganas. Correr por la mañana es una buena forma de empezar muy bien el día, así recibirás una alta cantidad de oxígeno. El único consejo que debes seguir a estas horas es practicar un calentamiento para activar tus músculos. Además a estas horas es mucho más fácil mantener las distancias de seguridad. Y recuerda no salir a hacer ejercicio en ayunas.

En cuanto a la franja de la tarde, es una buena opción para que te relajes después de un intenso día. Así quemarás la energía y lograrás un buen descanso. Realmente, esta opción es la más factible una vez que empiecen las horas de verdadero calor. A última hora de la tarde es cuando hará más fresco y será menos complicado salir a correr.

Todo depende de lo que te convenga y cómo te organices para no perder la rutina.

Recomendaciones para correr

Siempre que se pueda hay que intentar que nuestra ruta de ejercicio diario sea por espacios amplios y poco transitados. Esto permitirá que el distanciamiento social se cumpla y se podrá respetar la distancia de 10 metro en caso de que nos topemos con otros corredores. Los expertos aconsejan establece un espacio de entre 4 y 5 metros con las personas que nos rodeen; además, también indican que debería hacerse con mascarilla para evitar que durante el ejercicio las partículas que salen cuando respiramos se queden en el aire.

Un correcto calentamiento es muy recomendable antes de empezar a correr y previene de futuras lesiones, además de mejorar la actuación de los músculos y la actividad cardíaca. Lo ideal sería empezar de forma paulatina sin marcarse grandes expectativas en un principio, ya que el nivel físico no será el mismo que se tenía antes de la cuarentena y que el entrenamiento no sobrepase la hora de duración para que nuestro cuerpo comience a habituarse y tenga una primera toma de contacto.

Está prohibida la actividad en zonas de uso común y deberás evitar todos aquellos ejercicios que supongan estar tumbado en el suelo. Además, como recomendación evita llevar muchas cosas encima, sal a correr con lo imprescindible y no te olvides del agua.

No olvidar la hidratación, fundamental tanto antes como durante y después del entrenamiento. Se recomienda llevar una botella de agua durante el entrenamiento y evitar beber de fuentes públicas. Y si es posible, utilizar un pulsómetro para controlar el estado físico y vigilar que el ejercicio se está desarrollando de forma adecuada. Utiliza el calzado adecuado e intenta no tocar nada. No olvides estirar y evita llevarte las manos a la cara. Una vez que regreses a casa, desinfecta las suelas de tus zapatillas y lávate bien las manos (aunque vayas a pasar por la ducha).

Respecto al uso de la mascarilla en correderos, tanto el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, al ser cuestionados sobre las mascarillas en ‘runners’ dudan en que sean factibles ya que dificultan la respiración y afecta al flujo de aire.