Fuentes del hospital de Gran Bretaña donde la enfermera perdió la vida a causa del virus, confirman que el bebé se encuentra bien, después de que lograra sobrevivir al parto urgente y provocado.


Los hechos han ocurrido en el Hospital Universitario de Luton and Dunstable, al norte de Londres. La enfermera Mary Agyeiwaa Agyapong prestaba sus servicios en este hospital, cuando dio positivo en el test el pasado 5 de Abril, y tuvo que ser hospitalizada dos días después.

No está claro, a día de hoy, si Agyapong ya estaba contagiada mientras prestaba sus servicios en el hospital, y según el tabloide the Guardian, la enfermera trabajó hasta el 12 de Marzo en dicho hospital.

Agyapong no había trabajado directamente con infectados por el virus, y en la actualidad no hay datos sobre si se trataba de una persona con determinadas condiciones de salud, que la hubieran puesto en riesgo para contraer el virus que ha acabado con su vida.

El bebé ha sobrevivido y se encuentra bien
Fuentes del hospital universitario han confirmado que Mary había prestado sus servicios desde hacía cinco años. Cuando dio positivo en el test de covid-19, el pasado 5 de abril, fue ingresada 2 días después.

Según estas mismas fuentes, Agyapong dio a luz a una niña antes de su muerte, y según declaraciones recogidas por la BBC, se encuentra perfectamente a día de hoy.

Lo que no ha quedado claro es si el bebé también está infectado por coronavirus, aunque sí se sabe que el marido de la enfermera se encuentra totalmente aislado para evitar más contagios.

Según recientes estudios médicos, es poco probable que las madres infecten con el virus a sus bebés, en periodos de gestación; por otra parte, no existen estudios concretos en los que se determine si las mujeres embarazadas tienen más riesgos de contraer el Covid-19.

Según datos médicos, la evidencia demuestra que las mujeres embarazadas no presentan mayores riesgos de quedar infectadas por este virus, que cualquier otra persona, aunque este hecho no está claramente confirmado. Lo que sí parece seguro es que las mujeres en estado de gestación y que han contraído el virus, no es probable que lo transmitan a sus bebés.

En cualquier caso, las mujeres embarazadas sí se encuentran en los grupos de mayor riesgo, ya que tienen un sistema inmunitario más débil durante el periodo de gestación, y es de vital importancia que tomen todas las medidas de protección necesarias, para evitar el contagio.