Practicar deportes de montaña ya está permitido en parte de la geografía española, pero hay que seguir unas recomendaciones para no caer en errores frente a la principal lucha contra el coronavirus


Ahora que España comienza a salir de la cuarentena en un proceso por fases, quedando la mitad del territorio ya en la primera fase que permite hacer deporte por la calle e incluso desplazarse a otros municipios para practicar nuestro deporte favorito, llega la oportunidad de hacer ejercicios de montaña. Con ello, la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada ha hecho públicas unas recomendaciones referentes a la práctica de distintos deportes al aire libre con las montañas como telón de fondo. Es decir, además de la escalada, también entran en este grupo de ejercicios el senderismo, la marcha nórdica, trail, running, descenso de ríos y la bicicleta de montaña, entre muchos otros.

El coronavirus ha obligado a muchos sectores de la economía a paralizar su producción. Algo de lo que poco a poco se está saliendo para minimizar al máximo posible la crisis económica que sucederá una vez superada la crisis sanitaria. Entre ellos estaban los deportes de montaña y las muchas empresas que han centrado su negociado a estas prácticas al aire libre. Ahora que ya muchas personas pueden retomar su pasión, aunque sea en solitario y extremando las medidas de protección y seguridad para no favorecer la propagación del coronavirus. Eso sí, muchos tienen evidentes dudas sobre lo que está permitido o no hacer ahora que muchas provincias están en la fase 1, mientras otras aún permanecen en la fase 0 de desconfinamiento.

Para solucionar en la medida de lo posible estas dudas, desde el Comité de Seguridad de FEDME y los responsables de seguridad de las Federaciones Autonómicas de Montaña han elaborado una serie de recomendaciones específicas a la práctica de deportes de montaña. Un documento que, avisan, no es en sí un protocolo de actuación, sino más bien un listado de recomendaciones a tener en cuenta, que podrán verse modificadas si desde el Gobierno se van adoptando nuevas medidas de levantamiento del confinamiento o, por el contrario, una marcha atrás en caso de que lo previsto no se cumple según lo establecido.

Recomendaciones importantes para los deportes de montaña

Entre las recomendaciones y ejemplos que marcan desde la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada destacan, por encima de cualquier otro punto, la importancia de la autoprotección. De nada sirve que el Gobierno haga unas u otras medidas para proteger a los ciudadanos de la pandemia del coronavirus, si el usuario, a nivel personal, no adopta las medidas pertinentes de manera individual. Es decir, mantener la distancia mínima de seguridad de al menos dos metros, mantener una higiene constante, lavándose las manos con frecuencia y, sobre todo, lo más complicado, evitar llevarse las manos a la cara para evitar que el virus entre en contacto con la boca, la nariz o los ojos.

Otro de los puntos de especial relevancia a la hora de acudir a la montaña a practicar nuestro deporte favorito es ser considerado. Si presentas síntomas de coronavirus, se desaconseja salir de casa, para hacer deporte o cualquier otra cuestión, para evitar que otras personas entren en contacto con el Covid-19 y, con ello, frenar la curva de contagios. Si no tiene síntomas y no crees que seas positivo asintomático, se recomienda siempre utilizar mascarillas, no tanto para prevenir del contagio, sino para evitar contagiar a otros en caso de que no estemos seguros. Prevenir antes que curar, esta es la mejor medicina.

Una vez ya en la montaña, hay que limitar en la medida de lo posible el intercambio de material con otras personas. Con ello, si no tocamos nada de nadie y nadie toca nuestras pertenencias, junto al respeto de la distancia mínima de distancias, es complicado que resultemos afectados. Después, seguir a rajatabla las recomendaciones de los fabricantes en cuestiones de limpieza y conservación de los distintos materiales que utilizaremos.

Dado que muchos harán deporte en la montaña en solitario, se recomienda encarecidamente que se respete la seguridad propia en todo momento, no exponiéndose a riesgos innecesarios. Esto evitará movilizar al servicio de rescate y profesionales médicos que, ahora, están centrados en la lucha contra el coronavirus. Una mala caída, un esguince o una fractura ahora, podría resultar más tediosa que en otras circunstancias. Por eso, también hay que tener en cuenta que se deben realizar paradas técnicas para minimizar el cansancio, así como mantenerse hidratado, abrigado y con los suficientes recursos como para afrontar una eventualidad sin tener que precisar ayuda urgente. Eso sí, nunca se estará desamparado en caso de accidente, pero es una consideración para todos no tener que hacer uso de este derecho, haciendo valer nuestras responsabilidades.