Si te has visto obligado a usar tu vehículo para los desplazamientos permitidos durante el estado de alarma por coronavirus, te damos unos consejos para limpiar el interior del coche


El coronavirus sigue preocupándonos a todos y aunque vemos la luz al final del túnel, todavía tenemos que ser precavidos y ser conscientes de la situación y actuar con responsabilidad. Durante estas semanas desde que se iniciara el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo tu coche ha sido el vehículo de transporte que más has utilizado, tanto para ir a por la compra, al trabajo o a realizar los diferentes recados que estaban permitidos en el Real Decreto. Por este motivo, te damos algunos consejos para que te quedes más tranquilo y limpies de manera correcta el interior de tu coche para evitar contagios de la Covid-19.

Limpia a conciencia algunas superficies del interior de tu coche

En estos casos excepcionales en los que se nos permite utilizar el vehículo es importantísimo que limpies el interior del coche concienzudamente antes y después de cada uso para prevenir contagios por el coronavirus. También es recomendable que uses una mascarilla y que tengas guantes de látex o líquidos higienizantes a mano para utilizarlos cuando vayas a abandonar el vehículo para echar gasolina, realizar la compra o pagar un peaje, por ejemplo. Es imprescindible que mantengas las medidas de higiene básicas que nos llevan explicando desde el inicio del brote del coronavirus.

Es importante evitar el contacto con las personas, los objetos y las superficies, pero a la hora de hacer un desplazamiento en tu vehículo es imposible no tocar alguno de los elementos de tu coche para llevar a cabo la conducción de manera segura, como por ejemplo el cinturón de seguridad. Una vez ya hayas terminado tu viaje, es importante que desinfectes bien todas las superficies. Presta atención a las que son más utilizadas y por consiguiente las de mayor riesgo como el volante, la palanca de cambios, freno de mano, las manillas de las puertas y el botón de apertura y cierre. También presta especial atención a la radio, los controles del climatizador, las palancas de los indicadores y limpiaparabrisas, además de reposabrazos, ajustes de posición del asiento y ventanillas. Además, en la zona exterior también debes tener especial cuidado con las manillas, el tirador del maletero, los marcos de la puerta y la llave del vehículo.

Opta por productos específicos y no muy abrasivos para el interior

Uno de los problemas a la hora de limpiar el interior del coche es que los materiales son menos resistentes a otras superficies, como puede ser un suelo o la encimera de la cocina. Por ello tienes que utilizar los productos adecuados y hacerlo de la manera correcta para no dañar el interior de tu coche. Utiliza aquellos productos de limpieza que más se aconsejan utilizar en casa, que se trata de soluciones que contengan, al menos, un 70 % de alcohol. Si no tienes este tipo de productos también puedes optar por limpiar con agua y jabón (sobre todo para los materiales de los asientos). A la hora de hacerlo con agua y jabón no uses demasiada cantidad ya que pueden quedarse cercos u olores. A pesar que materiales como el cuero o el símil aguantan la limpieza con productos de alcohol, si lo haces con frecuencia se pueden producir daños o decoloraciones, por lo que es mejor utilizar agua y jabón. Ojo. No uses ni lejía ni agua oxigenada en el interior de tu vehículo porque podría llegar a dañar los materiales de tu coche. Tampoco uses limpiadores basados en amoníaco en las pantallas de tu coche, ya que puede dañar el material antirreflectante o antihuellas de estas.

Presta especial atención a las alfombrillas del coche

Otra de las zonas a las que tienes que prestar mucha atención es a las alfombrillas, ya que es una de las partes del coche que más suciedad acumulan debido al contacto directo que tienen con los zapatos. Por este motivo es muy importante limpiarlas con regularidad y a conciencia para eliminar así cualquier bacteria que se pudiera quedar en este producto. En el caso de aquellas fabricadas en tela, lo primero que tienes que hacer es pasarles un cepillo y después aspirarlas. En el caso de que sean de goma, lo ideal es que te ayudes de un buen chorro de agua caliente a presión y debes dejarla secar al sol. Por último, debemos utilizar productos virucidas aprobados por el Ministerio de Sanidad para desinfectarlas. Lo mejor ayúdate de paños o papel desechable que una vez utilizados debemos tirar a la basura en el cubo de restos, no en el de reciclado ya que pueden contener virus.

A la hora de salir en las gasolineras y estaciones de servicio debes extremar las precauciones, ya que los surtidores son lugares con numerosas bacterias y virus. Es fundamental utilizar guantes desechables y tirarlos con precaución antes de volver al coche, y pagar con tarjeta para evitar más contactos.