La tecnología está para facilitarnos la vida. Aprender a usarla es fundamental. Empieza por dejar el monedero en casa y aprende. ¿Cómo se hace?.


El pago con el móvil es una vía adicional para esos momentos en los que hemos olvidado la cartera, y dentro de ella se encuentra tanto el dinero en efectivo como las tarjetas. Te contamos todo lo que debes saber para pagar con tu móvil. ¿Hay más ventajas o incovenientes?

¿Qué necesitas?

Para llevarse a cabo esta operación son necesarios varios factores, como un móvil con conexión NFC (sigue leyendo), una aplicación compatible con mi banco y saber que el establecimiento al que debo pagar acepta pagos móviles.

¿Y qué es eso de la tecnología NFC? ¿Para qué sirve?

Es la conexión que nos permite el intercambio de información o, como en este caso, de dinero. Es una conexión rápida y segura porque para poder hacer dicho intercambio los dispositivos deben estar muy cerca, como máximo a 20 centímetros de separación.

¿Cómo puedo saber si tengo conexión NFC?

Muy fácil. Tienes varias formas; lo puedes mirar en la ficha técnica del móvil o, por otro lado, en Ajustes – Dispositivos conectados – conectar NFC o donde esté el apartado de conexiones de tu móvil.

¿Qué pasa si no disponemos de la conectividad NFC?

Tranquila, hay otra alternativa. Los bancos ofrecen un Sticker, es decir, una pegatina que podemos pegar al móvil y que servirá para realizar los pagos.

¿Qué App se necesita?

Sin la app correspondiente no podremos realizar este proceso. Pero, ¿sirven todas las apps? Hay que tener en cuenta que no todas las apps son compatibles con todas las tarjetas bancarias ni con todos los dispositivos móviles. En caso de tener un iPhone tendríamos que utilizar Apple Pay, pero en Android tenemos varias alternativas, como Google Pay o Samsung Pay, que ya vienen instaladas en el propio móvil.

Además, los bancos tienen su propia plataforma, que es compatible con nuestra tarjeta, como CaixaBank Pay, BBVA Wallet, Santander Wallet… entre otras.

móvil

¿Me cobrarán comisión por pagar con el móvil?

No. Al fin y al cabo es llevar tu tarjeta de crédito o débito en el móvil.

¿Es seguro el pago?

Sí. Además, posee ventajas que te ayudarán a la hora de la pérdida o robo del móvil. Nos encontramos con una doble barrera. Por un lado, todos llevamos un código de seguridad o un reconocimiento facial que permite bloquear el móvil y, lo más importante, que nadie pueda acceder a el. Para realizar el pago el móvil debe estar desbloqueado. En caso de robo, si no saben la contraseña no pueden acceder a la tarjeta. Por otro lado, contamos con el bloqueo de la tarjeta. Puedes configurar en tu banco para que nos pidan el PIN en cualquier compra por tarjeta.

¿Qué hacer si he perdido el móvil?

Como si hubieses perdido la tarjeta, es decir, puedes solicitar la cancelación de la tarjeta.

¿Existe algún importe mínimo?

En la mayoría de establecimientos o comercios no existe un importe mínimo a pagar. Aunque sigue habiendo comercios que no aceptan tarjeta a menos que el pago sobrepase un mínimo de 7-10 euros.

Comenzamos a pagar…

Finalizamos el proceso en dos min. Desbloqueamos el móvil, lo acercamos al datáfono, nos dirigimos a Conexiones – NFC – tocar y pagar.

Otras formas de pago con el móvil

Sin tarjeta, con tan solo abrir tu móvil encontrarás otras alternativas para pagar. Bizum envía y recibe dinero entre tus contactos de forma rápida. Sin comisiones, solo necesitas el número de teléfono del destinatario. Twyp envia y recibe dinero, chatea con amigos, saca dinero sin utilizar la tarjeta y paga tus compras.