Puede parecer difícil, pero quitar las manchas de pintura de la ropa es posible. Te enseñamos cómo dejar tu ropa libre de manchas de pintura sin estropearla.


Quitar las manchas de pintura (sobre todo si son brillantes) suele ser algo complicado. Afortunadamente, hay algunos trucos con los que podrás eliminar la pintura de tu ropa sin mucho esfuerzo.

Para evitarte el disgusto, intenta utilizar ropa vieja, que ya no utilices, cuando vayas a pintar. No obstante, no nos solemos dar cuenta de esto y, cuando nos percatamos, quizás ya es demasiado tarde y estamos manchados. Para eliminar las manchas con facilidad, tienes que actuar con agua o aceite rápidamente.

Quitar pintura de la ropa

Cualquier mancha de pintura en la ropa se eliminará de la siguiente manera:

  1. Actúa cuanto antes. Si la pintura se seca, es mucho más difícil de eliminar. Si te faltaran los limpiadores adecuados, mantén la mancha húmeda hasta que puedas eliminarla correctamente.
  2. Quita el exceso de pintura de la ropa antes de tratar la mancha. Para ello, utiliza una cuchara o un cuchillo sin filo. A continuación usa un trapo viejo o una toalla que no te importe estropear para frotar de manera delicada la mancha y así poder absorber toda la pintura posible. Después puedes tratar la mancha.
  3. Si la pintura ya está seca, raspa con un cepillo de cerdas duras todo lo que puedas, pero siempre con cuidado de no dañar la tela.

Eliminar pintura a base de agua

Si la pintura de la ropa es a base de agua, será más sencillo eliminarla. Pero claro, existen muchas marcas distintas de pintura y a veces no será posible quitarlas por completo.

  1. Humedece las manchas de pintura con agua templada.
  2. Dale la vuelta a la ropa para trabajar por el lado contrario al que está la mancha. Ponla debajo del grifo y deja que corra sobre ella agua templada para poder quitar la mayor cantidad de pintura posible.
  3. Coge un detergente para lavar ropa a mano (si no tienes, coge el lavavajillas) y frota suave pero enérgicamente.
  4. Frota con un paño o con una esponja hasta que se vayan las manchas. Es probable que tengas que enjuagar y repetir el proceso una y otra vez hasta obtener los resultados deseados.
  5. Si no logras quitar las manchas, vierte un poco de alcohol etílico sobre ellas y frota, haciendo primero una prueba para no estropear la prenda. La acetona también viene muy bien para quitar pintura de la ropa, aunque puede dañar las fibras sintéticas, así que antes de utilizarla asegúrate mirando la etiqueta de la prenda.

Eliminar pintura a base de aceite

En este caso la pintura será más difícil de eliminar, pero no imposible. Antes de nada, haz los mismos pasos que hemos descrito en el punto anterior. Después:

  1. Intenta eliminar las manchas con aguarrás.
  2. Pon sobre la mancha un trozo de papel de cocina o un trapo.
  3. Empapa una esponja o un paño con aguarrás y frota enérgicamente la mancha hasta que quites la pintura de la ropa.
  4. Seguramente tendrás que repetir este proceso en las prendas delicadas. Primero de todo, lee la composición de la prenda y las instrucciones de limpieza del bote de pintura.
  5. Frota la mancha con un detergente para la ropa y agua templada. Déjalo en remojo toda la noche.
  6. Empapa la zona manchada de pintura con detergente y sumerge la prenda en agua tan caliente como su etiqueta recomiende.
  7. Limpia de nuevo y lava la prenda en la lavadora como haces habitualmente.

Eliminar pintura acrílica húmeda

La pintura acrílica está diseñada para que se seque rápidamente, por lo que deberás actuar sobre estas manchas de manera rápida, antes de que se forme una capa de plástico. Si la pintura está húmeda, se comporta de manera similar a la pintura a base de agua, así que podrás eliminarla con facilidad.

  1. Pon la ropa con la mancha debajo de un chorro de agua templada hasta que las manchas vayan yéndose. También puedes poner la prenda en remojo en un barreño con agua templada y algo de detergente.
  2. Utiliza un quitamanchas especial antes de meter la prenda en la lavadora a 30 grados antes de que la mancha se seque.

Eliminar pintura acrílica seca

Si la pintura acrílica se acaba secando, será más complicado quitarla, ya que se forma una capa de plástico que la convierte en algo parecido a la pintura con base de aceite. Es más: está diseñada para decorar telas, porque se une a las fibras.

  1. Usa un producto con base de alcohol para romper la unión entre la tela y la lámina de plástico.
  2. Frota con un paño limpio mojado con un poco de alcohol o acetona.
  3. Haz primero una prueba en un lugar que apenas se vea de la prenda, por si se estropeara. Frota hasta que parte del color pase de la prenda al paño.
  4. Cuando vaya desapareciendo la capa de plástico, coge un detergente para eliminar los restos posibles, y lava la prenda como sueles hacerlo a 30 grados de temperatura.

La clave es actuar rápidamente a la hora de seguir estos consejos. Así podrás eliminar sin problema las manchas de pintura de tus prendas favoritas. La pintura dejará de ser un problema.