Te mostramos todos los métodos de depilación íntima que existen actualmente y analizaremos los mejores y los peores para que puedas elegir cuál se adecua más a ti.


Con el verano y la temporada de calor, llegan los baños en la piscina y en la playa, y para algunos también el momento de la depilación íntima. Eso sí, aquellos que eligen no depilarse cada día son más, y es que si algo han traído consigo los nuevos tiempos es la libertad corporal. Los que optan por depilarse, por su parte, cuentan con muchas técnicas con las que pueden eliminar su vello corporal. Estos métodos pueden resultar dolorosos, incómodos e irritantes si no los seguimos correctamente.

Para elegir el método más adecuado de depilación para nosotros, tenemos que conocer todos y cada uno de ellos, con su correspondiente forma de actuación y tratamiento. Es por eso que te vamos a explicar en qué consisten lo más conocidos y cómo pueden servirte a ti para librarte de los dichosos pelitos del pubis.

Depilación con cera

Depilarse con cera la zona del bikini hará que estés libre de vello entre 4 y 6 semanas. Pero claro, es un método que al principio, cuando todavía no estás acostumbrado, puede doler bastante.

Es más recomendable que utilices cera caliente en lugar de cera fría, ya que no dejará la zona pegajosa tras utilizarla.

Antes y después de la depilación con cera, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Exfolia la zona un día antes para que los poros estén abiertos y la depilación sea más sencilla y menos dolorosa.
  2. No utilices cremas ni nada graso antes de depilarte: la piel debe estar limpia y seca.
  3. Si has estado tomando el sol previamente y te ha dado en la zona de la ingle, es conveniente que esperes, por lo menos, 24 horas hasta que te depiles, ya que de lo contrario podrías irritar la piel.
  4. Si tu piel es muy clara o sensible, utiliza un tipo de cera especial que sea menos agresiva. Es el caso de las ceras de aloe vera, que realizan una depilación más suave.
  5. La zona que vas a depilar es una de las más sensibles de todo el cuerpo, así que ten cuidado de que la cera no esté demasiado caliente cuando la apliques.
  6. Si eres mujer, cuando te va a venir la regla estás más sensible a los tirones, así que te recomendamos que no te realices la depilación en los días del periodo o en los días previos.
  7. Utiliza una crema hidratante para calmar la zona cuando termines de depilarte. Las de aloe vera vienen muy bien para cumplir la función de hidratar y relajar la piel del pubis.

Depilación con cuchilla

Es uno de los métodos más utilizados, bien porque es el más rápido, o bien por que es el más sencillo y menos doloroso. No obstante, no es la técnica más adecuada, ya que el vello aparece de nuevo rápidamente y más fuerte.

Si a pesar de ese inconveniente decides optar por este método, es importante que sigas los siguientes consejos:

  1. Aplica crema de afeitar o un gel especial para la zona íntima. Esto evitará que irritemos la piel y que hagamos algunos cortes.
  2. Depílate en la ducha o en el bidé para poder ir echando agua sobre la zona para que quede hidratada a la vez que rasuramos el vello púbico.
  3. Los movimientos de cuchilla son esenciales para una buena depilación: deben ser primero en el sentido del crecimiento del vello, y después a contrapelo, yendo de las zonas más externas a las más internas.
  4. Al finalizar, seca muy bien la zona y aplica una crema hidratante o aloe vera que calme tu piel.

Este método permite realizarse una depilación brasileña (es decir, completa) en el mínimo tiempo posible y de manera completamente indolora.

Depilación con maquinillas eléctricas

Es una de las opciones más económicas para la depilación íntima, pero también es una de las más dolorosas (más incluso que la cera), ya que las pinzas de su rodillo van quitando todos los pelos de raíz.

Para eliminar el vello de tu zona íntima con máquinas eléctricas, sigue los siguientes pasos:

  1. Aunque estas máquinas son muy efectivas, dejarán mejores resultados cuanto más largo sea el vello. Por ello te recomendamos que la longitud de tu vello sea de al menos 3 milímetros cuando decidas optar por este método, para que las pinzas puedan captar todos los pelitos.
  2. Para evitar que crezca vello enquistado pasadas unas semanas, lo más recomendable es que un día antes de la depilación realices una exfoliación para arrancar todas las células muertas y hacer salir todos esos pelitos que se quedan dentro. También debes exfoliarte cuando notes que vuelve a crecer el vello.
  3. Para que el vello salga con más facilidad, debes darte antes una ducha o un baño con agua caliente, de modo que los poros se abrirán.
  4. Al depilarte, puedes ir poniéndote compresas de frío en la zona púbica para reducir el dolor.

Depilación con crema depilatoria

La crema depilatoria, por desgracia, tiene el mismo funcionamiento y resultado que las cuchillas: dejan la zona rasurada, pero apenas durará un par de días hasta que vuelva a aparecer el vello.

Si aun así decides utilizar este método porque es muy rápido y menos dañino, sigue los siguientes pasos:

  1. Si es la primera vez que utilizas la crema en cuestión, haz una prueba de sensibilidad unos días antes para evitar posibles molestias e incluso alergias e irritaciones.
  2. Aplica la crema uniformemente antes de entrar en la ducha. No la apliques sobre los labios menores, pues son muy sensibles y podrían irritarse.
  3. Sigue las instrucciones del fabricante y no sobrepases el tiempo recomendado: podrías irritar y quemar la zona.
  4. Al igual que en los métodos que hemos visto anteriormente, debes aplicarte una crema hidratante que relaje tu piel después de la depilación.

Estos son todos los métodos por los que puedes optar si quieres depilarte en casa. Recuerda que siempre puedes acudir a un profesional que te realice otros muy efectivos como lo son los láseres y los diodos.