La aparición de pulgas y la posibilidad de que nos piquen supone un riesgo para la salud tanto de mascotas como de humanos. Te enseñamos algunos remedios para eliminar las pulgas de tu casa.


Es habitual que en verano, con el calor, nuestras mascotas puedan quedar infestadas por las pulgas. A su vez, estas pueden luego instalarse en alfombras, camas, sofás y casi cualquier tejido o superficie. Pensarás que si no tienes mascotas estás a salvo, pero no es cierto, ya que desde la calle, las pulgas se pueden enganchar con tremenda facilidad a nuestra ropa y nuestros zapatos.

En cualquier caso, las pulgas pueden ser un gran problema por sus picaduras y por la cantidad de enfermedades que pueden llegar a transmitir. Te traemos este artículo para que no les tengas miedo y sepas cómo deshacerte de las pulgas en tu casa con algunos remedios caseros. ¡Empezamos!

 ¿Tengo pulgas en casa?

Saber si nuestras mascotas tienen pulgas es fácil, pues presentan las siguientes evidencias:

  • Se rascan enérgicamente todo el rato.
  • Hay zonas donde se han quedado sin pelo.
  • Tienen residuos blancos y negros en el pelo. Los blancos son larvas, y los negros, los excrementos de las pulgas.

Si no tienes mascotas pero sospechas que hay pulgas en tu casa, los siguientes signos te lo confirmarán:

  • A diferencia de las picaduras de los mosquitos, que aparecen de una en una, las picaduras de las pulgas aparecen de tres en tres.
  • Ves pequeños puntos negros moviéndose por el sillón, el sofá, las sillas, la alfombra… A diferencia de otros insectos, las pulgas pueden pasar varios días sin alimentarse, por lo que pueden permanecer en un mismo sitio hasta encontrar un huésped que las alimente.

Antes de nada, debes hacer una limpieza profunda de toda tu casa, incluyendo todos los espacios y objetos. Además, si tienes mascotas, tendrás que desparasitarlas en caso de que estén infectadas.

Cómo quitarle las pulgas a tu mascota

Según la edad y el tamaño de tu mascota, necesitarás aplicar unos productos específicos para ella.

Para acertar con el producto más adecuado, tienes que hablar con tu veterinario o con el propietario de la tienda de mascotas sobre qué producto es más conveniente usar dependiendo las características de tu mascota. Seguramente te recomendará que uses pipetas, collares, comprimidos o repelentes para pulgas, de modo que tendrás que seguir al pie de la letra las instrucciones tanto suyas como del fabricante.

Eliminar las pulgas de tus mascotas es lo primero que debes hacer si quieres acabar con las pulgas en casa. Tienes que intentar hacerlo en un espacio abierto, lejos de tus pertenencias para que las pulgas, intentando huir, no se enganchen a ellas. También deberías establecer unos días en los que tratas a tu mascota con estos productos, para prevenir y evitar más infestaciones.

Seguidamente tendrás que limpiar en profundidad todo aquello que utiliza tu mascota: cama, mantas, juguetes, boles de comida, peines… Hazlo inmediatamente después de desparasitar a tu mascota para evitar que se vuelvan a propagar.

Finalmente, tendrás que eliminar las pulgas de las superficies de tela, como el sofá, los cojines o la cama. Para ello tendrás que coger tu aspiradora y hacer hincapié en las costuras. A continuación utiliza un vaporizador de citronela, menta o eucalipto, y lava todo en la lavadora con agua bien caliente. Estos aromas espantarán a los insectos. Los objetos de plástico deberán limpiarse con agua caliente y un detergente específico que no sea tóxico para las mascotas.

Eliminar las pulgas con remedios caseros

En cualquier supermercado podrás encontrar multitud de productos químicos para acabar con las pulgas de casa. No obstante, son poco recomendables si hay mascotas o niños en casa, ya que son productos muy tóxicos.

Pero claro, son productos realmente efectivos, por lo que si tienes la posibilidad de instalarte en otro lugar mientras los utilizas, son los más recomendables. Estos son los insecticidas en spray, los líquidos y los sprays antiparasitarios ambientales.

Como no todo el mundo tiene la oportunidad de dejar su hogar por unos días, te enseñamos los mejores remedios caseros, que además no son perjudiciales para la salud.

1. Amoniaco y lejía

Tanto uno como otro son productos que acaban con las pulgas, ya que son muy agresivos. Pero cuidado, si optas por utilizarlos y tienes perros, estos sentirán el impulso de orinar dentro de casa.

2. Trampas para pulgas

Puedes preparar trampas para pulgas, pero apenas son efectivas porque no acudirán todas y, por tanto, no podrás acabar con la plaga. Si optas por trampas, lo mejor es que lo haga un profesional para que las elimine antes de que te piquen a ti y a tu familia.

3. Aceite de neem

Es un producto natural que no es tóxico y es efectivo para eliminar el problema desde su raíz, ya que acaba con las larvas y con los huevos de las pulgas, evitando que completen su desarrollo. Para ello debes mezclar una cucharada de aceite de neem con medio litro de agua y ponerlo en un pulverizador. Después rocíalo por toda tu casa cada cinco días durante dos semanas.

4. Corteza de cedro

Es un repelente realmente efectivo. Colocando unos trozos de esta corteza debajo y detrás de los muebles conseguirás ahuyentar a las pulgas. Es ideal para combinarlo con otras técnicas.

5. Vinagre blanco o de manzana

Haz una mezcla, mitad y mitad, de vinagre con agua, y friega el suelo. No solo eliminarás las pulgas de casa, sino que también funciona para gatos y perros si lo utilizas mezclándolo con su champú habitual.

6. Plantas aromáticas

La albahaca, citronela, lavanda, menta, hierbabuena, manzanilla o tomillo, por sus fuertes olores, son recomendables para acabar con las plagas. Debes colocarlas cerca de las puertas y las ventanas, y será uno de los remedios más eficaces que puedas utilizar. Además, dejarán un olor muy rico en tu hogar.

7. Lavanda y aceite de oliva

Si mezclas 10 gotas de aceite de lavanda con medio litro de agua y dos cucharadas de aceite de oliva, obtendrás un repelente muy efectivo contra las pulgas. Agítalo en su bote y pulverízalo por toda tu casa.

Estos son los remedios que tendrás que llevar a cabo tras haber realizado la desparasitación y una limpieza profunda. Si es necesario, repite el proceso tras dos semanas para prevenir. Si el problema continúa, lo mejor es que acudas a un especialista.