Los dispositivos inteligentes son caros y renovarlos es un gasto que puede descuadrar tu presupuesto. ¿Sabes que con estos trucos puedes alargar su vida?.


El buen cuidado de tabletas, smartphones, dispositivos para escuchar música o consolas es fundamental para alargar y maximizar su vida y rendimiento.

Cuidar la batería

La batería es la que hace que los dispositivos electrónicos duren más tiempo encendidos, por lo que su buena utilización es imprescindible.

Un error común es enchufar el móvil a la corriente eléctrica cuando ya se ha apagado. Lo ideal es hacerlo cuando la batería está al 15% aproximadamente y mantenerlo hasta que haya cargado por completo, sobre todo en sus primeros días de vida. Pero cuidado con la sobrecarga, ya que a largo plazo puede causarte problemas y reducir su durabilidad.

También, es importante usar el cargador original del aparato, ya que aporta una mayor calidad que las imitaciones y evita que la batería se estropee.

Protector de pantalla

Aunque suponga un gasto extra, es muy importante que la pantalla de tu móvil o tablet esté protegida de arañazos, golpes y picaduras. A largo plazo ahorrarás dinero y más de un susto. No obstante, los cristales templados no hacen milagros, por lo que cuida tu móvil como el primer día.

Las fundas, también son fundamentales para proteger los laterales y la parte posterior del móvil. Existen varios modelos: con tapa, rígidas, de gel, silicona…Además, puedes darle ese toque personal eligiendo el color y el diseño.

Cuidado con el agua

Cada vez existen más dispositivos inteligentes resistentes al agua, pero no por ello es más recomendable sumergirlos.

Las piscinas, inodoros o lavabos suponen una amenaza para los smartphones que no tienen este ‘extra’. Así que, si no no lo vas a usar, el móvil cuanto más tiempo esté guardado, mucho mejor.

Altas temperaturas

El calor podría dañar el interior de tu smartphone y puede provocar un sobrecalentamiento de las terminales y dañar la batería. La temperatura ideal para tu móvil está entre los 15 y los 25ºC. Muchos dispositivos inteligentes intentan autoprotegerse e incluso te avisan de que la temperatura ambiente es demasiado alta para poder usarlo. Así que, este verano frecuenta las sombras y los lugares frescos dentro de la medida de lo posible si vas con tu teléfono, tablet o reproductor de música.

Otros peligros

El polvo, la arena, los aceites y cremas solares del verano suponen un peligro añadido para cualquier dispositivo. Es recomendable comprar una funda de plástico si vas a la playa o a la piscina para mantener tu móvil protegido.

Limpieza

Como cualquier otro objeto, la limpieza de los aparatos electrónicos es fundamental no solo para que luzcan mejor, sino para garantizar su correcto funcionamiento.

Para ello, utiliza una gamuza o un trapo ligeramente humedecido con agua evitando limpiadores industriales o alcohol, ya que podrían estropea los materiales del dispositivo.
La funda del móvil puedes lavarla con agua y jabón si es de silicona. Si la funda ha tomado un color grisáceo con aspecto de suciedad, no dudes en cambiarla. Puedes hacerte con una nueva por menos de 10 euros.

Intenta mantener el móvil impecable no solo por fuera, sobre todo por dentro. Elimina aquellas aplicaciones que no uses y las fotos o vídeos repetidos, de mala calidad o que no te gusten. Gozarás de mayor espacio.