La Patrona de Madrid se festeja a lo grande el 9 de noviembre. Sigue nuestra guía para no perderte nada.


A Virgen de La Almudena

está unida a Madrid por lazos inquebrantables. Es su Patrona, su protectora y todo castizo que se precie la mira con un cariño especial, crea
o no crea. Muchas historias y leyendas corren desde hace siglos en torno a su figura, que ha sobrevivido a mil batallas. La capital la honra cada 9 de noviembre como se merece.

Origen

El nombre proviene de la palabra “al-mudayna”, de origen musulmán, como se denominaba al antiguo recinto militar amurallado que ocupaba la colina donde ahora se encuentran la Catedral y el Palacio Real.

Según la tradición más extendida, la imagen fue encontrada tal día de 1085, durante la Reconquista de Madrid por el rey Alfonso VI de León. Estaba escondida en uno de los lienzos de la muralla árabe, cerca de la Puerta de la Vega, donde hoy se ubica una hornacina que conmemora el milagro. Sin embargo, la talla que se conserva en la actualidad es posterior, de entre los siglos XV y XVI; y se la venera en la Catedral de Santa María la Real de La Almudena.

almudena

La catedral

La construcción del templo comenzó en 1883, pero harían falta cien años para terminarlo, debido a los cambios en el proyecto original y el retraso de las obras por diversas vicisitudes históricas. En 1993 sería consagrada por Juan Pablo II, convirtiéndose en la única catedral dedicada por un Papa fuera de Roma. Allí se celebró la boda de los Reyes
Felipe y Letizia, entonces Príncipes de Asturias, el 22 de mayo de 2004, un gran momento que la dio a conocer al mundo.

 

La fachada principal de la Catedral se halla frente al Palacio Real, formando un bello conjunto paisajístico

En procesión

La festividad religiosa de La Almudena comienza por la mañana con la Santa Misa en la Plaza Mayor. Desde ahí se da paso a la tradicional procesión por las calles del centro de Madrid (Postas, Mayor, Bailén…).

De vuelta a la Catedral, la Virgen va adornada con rosas blancas y amarillas y seguida por las Manolas, mujeres vestidas de luto y tocadas con rigurosa peineta y mantilla; mientras los señores se cubren con la capa tradicional. También desfilan chulapas y chulapos; Madrid no sería lo mismo sin ellos. En la Plaza de la Armería tiene lugar la tradicional Ofrenda Floral Solidaria ante la Patrona.

A todas las mujeres con el nombre de Almudena (alrededor de 9.000) se las invita a acercarse a dejar flores ante la Virgen

Leyenda

La talla es de alrededor de 1500, de madera dorada y policromada, y reposa en un trono de plata barroco, regalado por la Villa de Madrid en 1640. Cuenta la leyenda que la imagen de la virgen llevaba tres siglos escondida de los árabes; en 1085, el fragmento de muralla donde se encontraba se derrumbó, mostrándola junto a dos cirios encendidos.

Dulce típico: la corona

Para endulzar el día está La Corona de La Almudena, un dulce típico que recuerda mucho al Roscón de Reyes, pero que tiene sutiles diferencias, más sencilla y sin sabor de azahar. La tradición es más o menos reciente, ya que nació hace 40 años en un obrador del barrio de Vallecas, y es un éxito. Se puede comprar en multitud de pastelerías y se llegan a consumir hasta 300.000 unidades.