Pese a que vivimos en un país que es la cuna de la dieta mediterránea y el más saludable del mundo, cerca del 20% de la población adulta se pone a régimen con mucha asiduidad, especialmente las mujeres (4 puntos por encima de los hombres).

Sin embargo, la obsesión por verse bien físicamente y por nuestra alimentación trae consigo, a veces, comportamientos y actitudes malsanas. Según una encuesta llevada a cabo por ekilu, la app de referencia en bienestar, tres de cada cinco españolas sienten culpa al ‘saltarse la dieta’. Es más, el 67% directamente afirma que se ha obsesionado alguna vez con lo que come.

“Lamentablemente, los Trastornos de Conducta de la Alimentación (TCA) conviven con nosotros desde hace demasiados años. El concepto de cuidar la alimentación, por desgracia, parece ir íntimamente ligado a la culpabilidad, cuando es todo lo contrario, es sentirse bien con uno mismo y el entorno.

No es de extrañar que bajo este enfoque al 70% de las encuestadas les ‘cueste seguir una dieta’ y que el 30% abandone si se la salta. Porque no es un tema de dietas, sino de tener el balance como camino. Nosotros siempre proponemos una aproximación holística centrada en el autocuidado y el amor propio. La actividad física regular y la alimentación saludable son los más conocidos, pero son igual de importantes el descanso y la salud mental” afirma Carlos Melara, fundador de ekilu.

Sin ir más lejos, esta encuesta llevada a cabo por los expertos de ekilu arroja que una de cada tres mujeres se siente mal cuando ‘hace dieta’. Uno de los principales problemas radica en el excesivo control.

En este sentido, el estudio que presentó el Instituto DYM el año pasado indicaba que un 30% de los españoles contaba las calorías y controlaba las raciones muy frecuentemente, y el 30% esporádicamente.

  • El 67% de las españolas se ha obsesionado alguna vez con lo que come
  • Al 70% de las españolas les cuesta cumplir una dieta alimentaria
  • El 30% abandona después de saltársela
  • El 33% se siente mal haciendo dieta
  • Más de la mitad confiesa que tiene rachas a la hora de cuidarse
  • Principales ‘excusas’ para cuidarse: falta de organización y planificación (27%), falta de tiempo (25%) y falta de motivación (20%)