Te contamos cómo solventar pequeñas reparaciones o problemas que te surjan en casa sin necesidad de contar con un profesional. ¡Manos a la obra!.


Aunque no seamos muy duchos en el arte del bricolaje, hay sencillas reparaciones o arreglos del hogar que podemos realizar fácilmente sin necesidad de recurrir a la ayuda de un profesional.

Algo especialmente útil e importante en situaciones tan críticas como el confinamiento debido a la crisis del coronavirus. Solo necesitas una pequeña caja de herramientas, los materiales necesarios, ciertos conocimientos básicos, un poco de paciencia y muchas ganas. Te damos algunos consejos, trucos y pautas para llevar a cabo las ‘chapuzas’ caseras más habituales.

1- Desatasca las tuberías

Si el desagüe de tu lavabo o ducha no traga bien, introduce unas pinzas para retirar los restos del interior, aplica un desastacador y luego, limpia bien la suciedad que ha salido al exterior.

Después, hierve 1 litro de agua y prepara dos vasos de bicabonato y uno de vinagre. Vierte en el desagüe uno de los vasos de bicarbonato y dos vasos de agua y espera cinco minutos. Después, vierte el otro vaso de bicarbonato junto con el de vinagre y pon el tapón. Cuando dejes de oír los sonidos de efervescencia, echa el agua restante.

2- Repara tus paredes

Primero tienes que sanear la pared para lo que debes retirar con una espátula los restos de pintura. Después, aplica, también con espátula, pasta reparadora, que viene ya preparada, en esas zonas para tapar agujeros y fisuras.

Déjalo lo más liso posible y retira los restos con papel de lija. Una vez seca la pasta, ya tienes la pared lista para pintar con el color y tipo de pintura que desees. Recuerda tapar bien todas las zonas susceptibles de mancharse con cinta de carrocero.

3- Sella el borde de la bañera

Si la silicona que sella tu bañera, ducha o lavabo se está cuarteando o se ha puesto muy negra, es hora de renovarla. Para ello, retírala con un cúter y luego limpia y seca bien la zona. Posteriormente, aplica una capa de silicona especial para sanitarios que viene ya preparada.

4- Pon tu estantería

Marca con un lápiz la altura a la que quieres situarla. Haz el primer taladro con una broca de widia del 8 y utiliza un nivel para hacer el otro taladro a la misma altura. Echa de pasta adhesiva dentro del agujero para que selle bien y mete unos tacos del 8. Deja que se seque bien y atornilla las escuadras a la pared. Ya puedes colocar la balda y sujetarla a las escuadras con unos tornillos pequeños.

5- Cuelga un cuadro

Aunque antes era muy habitual, ya no se suele utilizar el taladro para colgar un cuadro, ya que si decides cambiarlo de sitio, te quedas con el agujero. Lo más práctico es utilizar un ‘cuelga-fácil’. Lo único que tienes que hacer es elegir el lugar de su ubicación, darle un golpecito con un martillo y el clavo con su aplique se queda colocado.

6- Radiadores que gotean

Si notas que por la junta del radiador caen gotas de agua, coge una llave inglesa y apreta un poco la tuerca. No lo hagas demasiado fuerte, ya que puedes romperla y el problema será mayor. En cualquier caso, si las gotas no dejan de caer o, incluso, se convierten en un chorro de agua, corta la llave del radiador y el detentor.

Herramientas básicas que te sacarán del apuro si tienes imprevistos en el hogar:

Martillo. No optes por el más pequeño.

Alicates. Que no te falte el universal.

Destornilladores. Básicos de estrella y plano.

Cinta métrica. Enrollable de 5 metros.

Llave Allen. Un juego básico del número 4 al 10.

Llave inglesa. Opta por el tamaño mediano.

Nivel. Con uno pequeño de plástico es suficiente.

Espátula. De hoja estrecha y hoja ancha.

Taladro y brocas. Invierte en un buen taladro y varios juegos de brocas para diferentes materiales.

Cúter. Compra un juego de 3 unidades.