El secreto (y la intrahistoria) de los nuevos pendientes de Letizia con...

El secreto (y la intrahistoria) de los nuevos pendientes de Letizia con aire portugués

La Reina estrenó anoche en El Pardo unos espectaculares pendientes de filigrana, que eran todo un guiño al presidente de Portugal. Ya sabemos de dónde proceden…

La Reina Letizia, anoche en el palacio de El Pardo.

El look de la Reina anoche en El Pardo no era nuevo (un conjunto con plumas de Carolina Herrera), pero sí escondía un secreto. Un bonito secreto. Entre las ondas de su pelo sobresalían unos grandes pendientes dorados, que rápidamente observamos que eran nuevos. Hubieran podido ser una más de las muchas adquisiciones que está haciendo esta temporada para embellecer sus orejas, pero no. Eran mucho más. 

Un ejemplo de los famosos Corazones de Viana.
La recepción estaba auspiciada por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, de Visita de Estado en España. Y precisamente del país vecino procedían estos espectaculares pendientes. Se trata del famoso Corazón de Viana: una pieza de filigrana tradicional de la orfebrería lusa, con una inspiración claramente religiosa. Es el símbolo de Viana do Castelo, una preciosa ciudad al norte de Portugal, donde está muy arraigado el culto del sagrado corazón de Jesús desde finales del siglo XVIII.
 
 
Aunque su uso comenzó ligado al folclore del alto Miño, cada vez más las mujeres lo usan como simple adorno. Su delicado trabajo, que recuerda al encaje, realizado en oro o plata, continúa estando de plena moda. Llevando esta icónica pieza de la joyería portuguesa, Letizia no hizo sino corresponder con cortesía a su anfitrión, y además destacar con elegancia.

Se dice que estos pendientes fueron un regalo del propio presidente hacia la Reina, con quien mantiene una gran complicidad, al igual que con Don Felipe. La Visita de Estado que llevaron a cabo los Reyes a Portugal en noviembre de 2016 fue el primer paso de lo que se está cimentando como una sólida amistad. Así lo dijo el propio monarca en su discurso durante la cena de gala celebrada un día antes en el Palacio Real: “Nada desearíamos la Reina y yo que os sintierais en vuestra casa. Porque estáis en vuestra casa”.

Lo que también les regaló fue una actuación muy especial en la recepción de anoche, y fue la de la cantante de fados lisboeta Cuca Roseta, a la que los Reyes ya habían podido admirar durante el mencionado viaje. 

Otro ejemplo más de esta artesanía. Además de pendientes, también se hacen colgantes.