Un giro en la estructura espacio-tiempo, ya anunciado en la teoría de la relatividad del físico Albert Einstein, está causando que la órbita de un cadáver estelar se tambalee alrededor de otro cadáver estelar. La teoría relativista es precisamente la que está ayudando a los astrónomos a reconstruir los últimos días de estas dos estrellas muertas hace ya mucho tiempo.

Según la relatividad general, cualquier masa giratoria arrastra la estructura espacio-tiempo
con ella de la misma forma que el movimiento de una batidora. Una forma de ver este
arrastre es vigilando de manera pormenorizada cualquier cosa que circule sobre el objeto
giratorio en una órbita inclinada. La vorágine de la estructura espacio-tiempo hará que la
órbita se tambalee.

La precesión del púlsar
Durante los últimos 20 años, los investigadores han estado utilizando radiotelescopios para
rastrear el movimiento de un púlsar, los restos densos de una estrella masiva que se
convirtió en supernova. El púlsar, denominado PSR J1141-6545, emite un ritmo constante
de ondas de radio a medida que gira. Al registrar los tiempos de llegada, los investigadores
pueden saber cuándo el púlsar se mueve hacia y desde la Tierra.

En estas dos décadas, la órbita del púlsar ha estado en precesión muy lentamente. Una
precesión que, en realidad, apenas es perceptible ya que la inclinación de la órbita se
desplaza solo 0.0004 grados por año. Sin embargo, coincide con lo que los investigadores
esperan si la estrella vecina agita la estructura espacio-tiempo mientras gira.
No es la primera vez que los investigadores descubren un hallazgo como este observando
el arrastre de cuadros. Los satélites que se hallan en la órbita de la Tierra han capturado el
efecto de forma relativamente débil alrededor de nuestro planeta.
Además, los astrónomos también han observado fluctuaciones en la frecuencia de luz de
los rayos X provenientes de un agujero negro, donde el arrastre del marco es bastante
intenso. Algo que sugiere que el gas puede estar en precesión a su alrededor.

El astrofísico de la Universidad de Oxford, Adam Ingram, sugiere que algo se halla en
periodo de precesión en los sistemas de los agujeros negros. Las observaciones efectuadas
por los investigadores dejan poco espacio para la ambigüedad.

La precesión del púlsar ayuda a los investigadores a reconstruir los momentos finales en
la vida de las estrellas. El bamboleo relativista solo ocurre si la órbita del púlsar y el giro de la estrella enana están desalineados. Algo que, por lo general, se suaviza mediante un
intercambio de masa entre las estrellas moribundas.