Aunque muchas veces recurrimos a la cafeína o el azúcar para elevar nuestros niveles de energía, hay otras soluciones que te ayudarán a poder combatir el cansancio. Quizá no estés haciendo lo adecuado…


Los niños, la casa, el trabajo… Sentirse cansada de forma puntual es algo bastante normal, pero cuando esto se convierte en un problema hay que acudir al médico. ¿Sabes cuáles son los síntomas que te pueden indicar que sufres cansancio crónico?

  • No te salen las palabras

    Uno de los principales síntomas del cansancio crónico es olvidar con demasiada frecuencia los términos precisos para referirte a algo de lo que quieres hablar. Si notas que te cuesta mantener una conversación fluida porque no encuentras las palabras, y buscarlas en tu memoria supone un gran esfuerzo, empieza a sospechar.

  • Ves peor

    Si usas gafas o lentillas, es posible que, después de ponértelas, tengas la sensación de que necesitas limpiarlas o cambiarlas por otras de mayor graduación. Y es que el cansancio crónico también puede afectar a la nitidez de los objetos, sintiendo que todo a tu alrededor está desenfocado.

  • Sufres agujetas sin motivo aparente

    ¿Sientes malestar corporal, e incluso notas dolor en músculos y articulaciones pese a no haberte dado ningún golpe ni haber hecho esfuerzos o deporte últimamente? Este es otro de los síntomas más típicos del cansancio crónico.

  • Te duele la garganta

    No estás enferma ni has cogido frío, pero te duelen las amígdalas como si fueras a desarrollar placas. Este malestar suele permanecer durante días sin evolucionar hacia la gripe, pero tampoco desaparece: es una señal de alarma. También el dolor de cabeza es muy frecuente, puede que te acompañen semanas y no encuentres una causa para su aparición.

cansancio

3 HÁBITOS QUE DEBES EVITAR

✔ POSPONER EL DESPERTADOR

Aunque es tentador posponer el despertador 5 minutos más, interrumpir el sueño en periodos de tiempo tan cortos solo hará que te sientas más cansada durante el día. Además, intenta no dormir totalmente a oscuras, ya que de esta forma te irás desperezando con la luz del día y tu organismo sufrirá menos.

✔ ABUSAR DE LA CAFEÍNA

Los efectos de la cafeína se pueden prolongar hasta 3 o 4 horas después de su ingesta, sin embargo, aunque a priori te pueda parecer que te aporta energía, si abusas de ella al final del día te hará estar mucho más cansada. Por ello es clave que reduzcas los cafés (o los tés) a uno o dos al día.

✔ IGNORAR LA REGLA DEL 8

¿No sabes cuál es? 8 horas de trabajo, 8 horas de ocio y 8 de descanso. Recuerda, nada de hacer horas extra por defecto, necesitas tiempo para ti y tu bienestar. De lo contrario el estrés y el cansancio se apoderarán de tus días

cansancio

Los 5 alimentos fantásticos

Estos alimentos te van a llenar de energía. Toma al menos tres de ellos a diario y en pocos días notarás su efecto.

  1. Fresas. Ricas en vitamina C, ácido fólico y antioxidantes. Son muy bajas en calorías,
    tienen efecto saciante y propiedades diuréticas, con lo que ayuda a que no retengas líquidos.
  2. Setas. Ligerísimas y llenas de minerales y de agua. Son la guarnición perfecta para carnes y pescados. Además, no contienen casi calorías.
  3. Espinacas. Muy ricas en ácido fólico, hierro, magnesio y zinc, combaten los estados de debilidad. Ojo: sus calorías aumentan al cocinarlas, es mejor tomarlas crudas.
  4. Cereales integrales. Son una de las fuentes más ricas de minerales. Proporcionan hidratos de carbono de lenta absorción, lo que asegura energía durante más tiempo.
  5. Cerezas. Son frutas ricas en calcio, magnesio, fósforo, potasio, betacaroteno, ácido fólico y vitamina C. Esta fruta es depurativa, ideal para después de los excesos.