Solemos pensar que la pérdida de audición es solo cosa de personas mayores, pero esto no es así. De hecho, casi 400 millones de personas en el mundo sufren pérdida auditiva en mayor o menor grado. Este problema no ocurre de un día para otro, sino que va dando señales de aviso durante algún tiempo. Por ello reconocerlas cuanto antes es el primer paso para ganar calidad de vida en un futuro.

¿Sufres zumbidos intermitentes?

Si percibes un molesto zumbido que aparece y desaparece, ponte alerta. Este incómodo sonido recibe el nombre de tinnitus y es muy común, ya que afecta a entre un 15 y un 20 por ciento de la población. A pesar de que no es una afección como tal, es un síntoma de que puedes estar sufriendo algún tipo de trastorno en el oído, como pérdida auditiva leve.

pérdida audición

¿Te cuesta seguir una conversación?

A menudo, las frecuencias más altas son las primeras en dejar de oírse cuando la audición disminuye. Eso significa que los sonidos de las vocales, que las personas tienden a expresar con más fuerza y en un tono más bajo, se escuchan más claramente que las consonantes, que tienen una frecuencia más alta. ¿El resultado? Es fácil confundir algunas frases, por ejemplo: «me gusta la casa» o «me gusta la masa». Si notas que a veces entablas conversaciones incoherentes es posible estés perdiendo oído.

¿No escuchas la alarma del móvil?

¿Se te ha pasado la hora porque no has oído la alarma del móvil? ¿Han llamado al timbre y te enteras después de que no has abierto? Cuidado, porque no escuchar este tipo de sonidos es una señal definitiva de que debes consultar con un audiólogo.

pérdida auditiva

¿Necesitas subir siempre el volumen de la televisión?

Otro signo de estar sufriendo problemas auditivos lo encontramos en el sonido de la televisión. Si todo el mundo parece ponerse de acuerdo en que un determinado volumen es correcto, pero tú necesitas poner la televisión un poco más alta, es hora de pasar por un especialista para que valore tu nivel de audición. Lo mismo ocurre con el teléfono. Si siempre te lo pones en una oreja porque con la otra tienes la sensación de que no escuchas correctamente a tu interlocutor, es probable que tengas una disminución del nivel de audición en ese oído.

¿Pierdes la audición temporalmente en alguno de los oídos?

En ese caso lo más seguro es que exista un problema de pérdida auditiva aguda inducida por ruidos muy intensos. Esto se produce cuando hemos estado expuestos a una cantidad de ruido fuerte durante un período prolongado de tiempo, y sus síntomas son los de la pérdida de la audición en uno o ambos oídos. Además, también es habitual notar que los sonidos que percibimos están como ‘apagados’ o ‘silenciados’, como si tuviéramos puestos unos tapones.