Todos queremos tener un cabello abundante y sano. Te traemos algunos consejos y trucos para que te crezca más pelo.


Más de una y más de dos veces hemos buscado en Internet cómo hacer crecer el pelo más rápidamente. Y es que es un hecho: todos queremos tener un pelo fuerte, denso y abundante. No obstante, circunstancias ajenas como el otoño, el estrés o la lactancia hacen que nuestro deseo quede cada vez un poco más lejos, provocando la caída del cabello. Pero también existen factores genéticos, hábitos alimenticios u hormonas que condicionan el crecimiento del pelo.

Antes de buscar una solución, hay que dar con la raíz del problema. A partir de ahí, podemos utilizar una serie de productos naturales que encontraremos por casa para estimular el crecimiento del cabello de la manera más efectiva posible.

Hacer crecer el pelo con remedios naturales

Primero de todo, debes saber que el ritmo de crecimiento del cabello no se puede acelerar. Lo único que podemos hacer es que mantenga su ritmo de crecimiento normal y que no se desacelere o vaya más despacio de lo que debería, favoreciendo un crecimiento correcto.

La alopecia es un problema al que todos tememos y que afecta a gran parte de la población, no solo a los hombres. Podremos identificarla cuando notemos que se nos caen más de 100 pelos al día. Cuando esto ocurra, debes acudir rápidamente al médico para que ubique el problema e inicie un tratamiento concreto para tu caso. Un especialista puede recomendar tratamientos que frenan la alopecia y ayudan a recuperar el pelo.

Mientras, existe una serie de remedios caseros que, aunque no son milagrosos, sí que ayudan a estimular el crecimiento del cabello y hacer que esté más sano. Nuestro pelo ganará fuerza, densidad y cuerpo.

1, Masajes para estimular el cuero cabelludo

Si nos damos masajes en el cuero cabelludo favoreceremos el crecimiento de pelo nuevo, ya que se estimula la circulación sanguínea y se facilita el drenaje de las toxinas. Además, los folículos pilosos se nutren mejor, de manera que el cabello crece más fuerte, grueso y sano. Puedes dar estos masajes simplemente con tus dedos, pero lo ideal es que utilices algún aceite natural que estimule el crecimiento del cabello.

Los mejores aceites esenciales para el pelo son: aceite de romero, de bergamota, de tomillo, de lavanda, de árbol de té o de menta. Tendrás que diluir 5 o 6 gotas del aceite que elijas con 3 cucharadas de aceite vegetal, es decir, aceite de oliva o de almendras. Con la mezcla deberás masajear el cuero cabelludo y distribuirla bien por toda la cabeza de manera suave, con la ayuda de tus dedos, sin ejercer demasiada presión. Cuando lleves 10 minutos de masaje, para y deja que la esencia actúe durante una hora en tu cuero cabelludo. Por último, aclara y lava el pelo como lo haces normalmente. Puedes repetir el tratamiento una vez a la semana.

2. Cebolla

Aunque en principio este remedio te pueda chocar un poco por su olor, te aseguramos que los resultados son de lo más efectivos. Tan solo tienes que mirar la etiqueta de muchos champús y verás que lo incluyen entre sus ingredientes para estimular el crecimiento del cabello.

Sus propiedades para el crecimiento del pelo se deben a que tiene un alto contenido en azufre, que mejora el flujo sanguíneo del cuero cabelludo, oxigena las raíces y aporta los nutrientes necesarios para que el pelo crezca fuerte y sano.

Para utilizar la cebolla para que te crezca el pelo, tienes que licuar dos cebollas peladas, reservar su jugo en un bol y aplicarlo sobre el cuero cabelludo, dando un masaje en la zona durante unos minutos. Después, ponte un gorro de baño y deja que actúe durante 30 minutos. No te preocupes por el olor: lavando el pelo dos veces se eliminará. Por último, aplica acondicionador.

3. Huevo

El huevo es un alimento con muchas proteínas, que fortalece el pelo para que no se debilite y se rompa. También le da grosor, densidad y resistencia, por lo que resulta perfecto para combatir el crecimiento lento y la caída del cabello. Lo consigue gracias a la biotina, que es una vitamina que nutre los folículos pilosos y hace que el cabello crezca sano.

Además, el huevo también aporta mucho brillo para que tu pelo esté radiante y suave. Para aplicarlo, tendrás que batir uno o dos huevos (dependiendo de la longitud de tu melena), y ponerlo de raíz a puntas. Después de masajearlo muy bien, incidiendo de medios a puntas, tienes que dejar que actúe durante unos 20 minutos. Finalmente, enjuaga y lava como sueles hacer habitualmente.

4. Semillas de fenogreco

El fenogreco es una hierba que frena la caída del cabello y motiva su crecimiento gracias a sus vitaminas A, B6, B12, C y E, hierro y zinc. Todas ellas se encargan de reforzar las fibras capilares y de hidratar el cabello a través de los folículos pilosos, de manera que el pelo queda fortalecido por su alto contenido en lecitina.

Tienes que poner 3 cucharadas de fenogreco en una olla con agua y dejarlas en remojo un día entero. Pasado ese tiempo, cuélalas y reserva el agua, que la repartirás por todo el cabello a la vez que masajeas durante unos minutos. Después deberás dejar actuar la esencia durante unos 20 o 30 minutos, y lavar el pelo como de costumbre.

5. Aceite de coco y aguacate

Esta mezcla permitirá que recuperes el pelo de forma sana, rápida y fuerte, y que prevengas el envejecimiento capilar y revitalices el cabello.

Para hacer la mezcla, deberás calentar tres cucharadas de aceite de coco orgánico hasta que su consistencia sea líquida. A continuación, pela un aguacate y machácalo con un tenedor para poder mezclarlo con el aceite de coco cuando éste esté templado. Aplica la mezcla de raíz a puntas, y deja actuar durante un cuarto de hora. Por último, enjuaga el pelo y lávalo muy bien.

Estos trucos y consejos te servirán para que tu cabello no frene su ritmo de crecimiento, y para que empiece a aparecer de forma sana y fuerte. Recuerda no utilizar productos químicos que dañen el cabello y contribuyan a su caída.