El agua pesada es una molécula de composición química equivalente al agua. Sin embargo,
tiene la particularidad de que los átomos de hidrógeno se sustituyen por deuterio, un isótopo estable del hidrógeno.

Esto provoca que se vean alteradas algunas de las propiedades del agua, hasta el punto de que esta se vuelve más densa, de ahí su nombre.

Una molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, dando
lugar a su célebre fórmula química H2O. La molécula de agua pesada, por su parte, se
compone de dos átomos de deuterio y uno de oxígeno, por lo que su fórmula química en
este caso es D2O.

Cada átomo de deuterio pesa el doble que un átomo normal de hidrógeno, de ahí que el
agua sea más densa. Hasta el punto de que un cubito de hielo de agua pesada se podría
hundir en el agua común.

¿Cuánto pesa el agua pesada?
El hidrógeno y el deuterio son químicamente iguales. La principal diferencia entre ambos es
que el átomo de hidrógeno no tiene neutrones en su núcleo, mientras que el átomo de
deuterio sí tiene uno. Esta es la razón por la que el deuterio es más pesado y de ahí que le
confiera al agua pesada un carácter más denso que el agua normal.

No obstante, la diferencia de peso no es muy grande. Un litro de agua común pesa 1.000
gramos, mientras que un litro de agua pesada pesa 1.105 gramos.

Aplicaciones del agua pesada
Una de las principales aplicaciones del agua pesada se lleva a cabo en el sector
tecnológico, ya que funciona como moderador y regulador en los reactores de uranio natural en los procesos de fisión nuclear. El empleo del agua pesada en este caso permite que una central nuclear pueda generar energía eléctrica.

Hay que tener en cuenta que la presencia de isótopos pesados en una molécula puede
ralentizar las reacciones químicas porque forman enlaces químicos más fuertes. Sin ir más
lejos, los enlaces con el isótopo deuterio del agua pesada son 80 veces más fuerte que los
habituales.

También puede emplearse en la industria química para deuterar otros compuestos, así
como en laboratorios y centros de investigación.

Los científicos trabajan en la actualidad en más aplicaciones del agua pesada. Los estudios
se centran en tratar de fusionar de forma controlada el deuterio y el tritio, ya que esta fuente de energía sería limpia e inagotable.

Curiosidad histórica del agua pesada
El agua pesada se produjo por primera vez en 1932. El servicio de inteligencia británico
durante la Segunda Guerra Mundial temía que los alemanes pudieran utilizar agua pesada
para la fabricación de armas nucleares.

Sin embargo, estos no pretendían usar precisamente el agua pesada para fabricar armas,
sino que más bien la empleaban para generar energía eléctrica en el desarrollo de un
reactor nuclear, al percatarse de que el deuterio no es radiactivo.

Disponer de la suficiente energía, en un momento en el que Alemania no contaba con los
suficientes recursos a consecuencia de la guerra, era mucho más importante que fabricar
unas armas.