A primera vista, parece que es algo totalmente imposible, pero… ¿sabías que puedes
aprender idiomas durmiendo? Al menos así lo atestiguan una serie de estudios sobre el
sueño que revelan cómo aprender inglés mientras dormimos. Una tarea que, eso sí, solo se
puede conseguir si realmente en nuestra rutina diaria estamos estudiando el idioma.

Aprender inglés durmiendo
Mientras dormimos tiene lugar una fase del sueño que se conoce bajo las siglas de REM
(Rapid Eyes Movement). Durante esta fase se cree que el cerebro de la persona sigue
estando tan activo como si estuviéramos despiertos. De ahí viene el hecho de poder
aprender idiomas mientras estamos durmiendo.

Pero… ¿cómo aprender inglés de esta manera? Lo único que tendríamos que hacer es
colocar un audio de inglés durante la noche. A pesar de estar durmiendo, el cerebro al estar en fase REM seguirá estando activo y podrá procesar todo lo que escucha, hasta el punto de llegar a memorizar y aprender idiomas.

Hay expertos que aseguran que el efecto puede ser muy similar al hecho de poner un CD
para aprender idiomas mientras vamos con el coche.

Una excelente alternativa de estudio
Pero, como acabamos de decir, no se trata ni mucho menos de una técnica milagrosa. Para
que surta efecto, necesitamos dedicarle muchas horas diurnas a nuestro estudio del inglés,
ya que de lo contrario el cerebro por las noches no asimilará lo que está recibiendo ya que
no es algo con lo que trabaje a menudo.

Esto lo que quiere decir es que en realidad no vas a aprender inglés solo con el hecho de
poner un audio de este idioma cada noche. Se requiere de dedicación y tiempo durante el
día. Por lo que, más que un método sobre cómo aprender inglés, podemos hablar aquí de
una alternativa de estudio que puede venir muy bien en diversas situaciones.

Si una persona durante el día ha realizado actividades en inglés, es muy probable que al
introducir este método de aprender idiomas durmiendo pueda reforzar lo que haya
realizado. Y si la actividad de inglés se lleva a cabo poco antes de dormir, el efecto será
mucho mayor.

Para ello, nada mejor durante el día que hacer ejercicios en inglés, escuchar audios, ver
series o películas en versión original, leer todo tipo de material en inglés, etc. Si durante el
día estás familiarizado con el idioma, al dormir con un audio es muy posible que puedas
reforzar estos conceptos de la manera más cómoda y sencilla.

En definitiva, si te estás preguntando cómo aprender inglés ya sabes que también lo puedes hacer mientras duermes. Una alternativa ideal para reforzar un poco más el estudio y ayudar a conseguir un mejor nivel en este idioma.

No obstante, nada puede sustituir al aprendizaje activo mientras estamos despiertos,
aunque para muchas personas pueden recibir un estímulo o una ayuda en el proceso de
memorización de una palabra o una frase. Pero siempre y cuando se haya estado expuesto
a dicha palabra o frase.