No solo está deliciosa, sino que es conocida por sus múltiples virtudes. El pimiento soporta muy bien el calor. Su cultivo tiene lugar en verano y otoño.


Esta hortaliza es un alimento imprescindible de la dieta mediterránea a pesar de ser originario de países como México, Perú y Bolivia. Su principal componente es el agua, seguido de hidratos de carbono, y su aporte calórico es de 19 calorías por 100 gramos, lo que hace que sea ideal para las personas que quieran cuidarse y/o perder peso.

Sus aportes en minerales son muy beneficiosos para la salud. Son ricos en potasio, magnesio, fósforo y calcio y no solo eso: poseen numerosas vitaminas como la A, B, C y E, esenciales para el cuidado de la piel, huesos, cabello, visión, dientes y la formación de colágeno y glóbulos rojos… Existen muchas variedades de pimientos: los dulces, los picantes, los secos, verdes, amarillos, rojos… y pueden servirse como ingrediente principal o como acompañante a nuestros platos.

Función intestinal

Su alto contenido en fibra evita el estreñimiento. Además es muy favorable para reducir el colesterol malo y para prevenir enfermedades como la anemia o la diabetes.

Antioxidante

Las vitaminas A y C de las que dispone son antioxidantes, por lo que previenen enfermedades cardiovasculares, degenerativas y crónicas. Su gran contenido en potasio y sodio favorecen la acción diurética y depurativa del organismo.

Capsaicina

Lo que produce la sensación de picor es la capsaicina. Esta sustancia es concoida por su efecto analgésico en músculos y articulaciones. Sin embargo, no es conveniente tomar grandes dosis ya que no hay suficientes investigaciones sobre ella.

Este efecto no es el único. El picante tiene como particularidad el aumento del deseo sexuall por su liberación de endorfinas, mas conocidas como “la hormona de la felicidad”

Anticancerígeno

Los pimientos poseen unas sustancias denominadas “carotenoides”, que aparte de otorgarles esos colores amarillo, verde o rojo, poseen efectos beneficiosos para nuestra salud.

El licopeno es uno de los carotenoides, presente en los pimientos rojos y otros alimentos como la sandía y el tomate. Las propiedades de este pigmento están asociadas a algunos tipos de cáncer como el de pulmón o próstata.

Embarazo y niños

Es aconsejable aumentar el consumo de pimientos durante los primeros meses de embarazo gracias a su alto contenido en folatos. Esta vitamina protege al feto de sufrir enfermedades como la espina bífida. Los folatos también son muy positivos para los niños que están en edad de crecimiento para prevenir psoibles definciencias.

En la cocina

La forma más sana de consumir pimientos es crudos o asados, ya que la fritura no solo aumenta las calorías, sino que le quitan muchas propiedades originales y beneficiosas para la salud.

Pimientos de padrón, unos pican, otros no

Los pimientos de Padrón son una variedad ideal para servir como acompañamiento a
carnes, pescados y mariscos. Suelen freírse con aceite de oliva y sazonarse con sal gorda.

Esta variedad tiene un montón de propiedades nutritivas. Al ser fritos, varían las calorías y los beneficios se reducen, por ello una sana forma de cocinarlos es al microondas con un chorro de aceite de oliva virgen extra.

pimientos

La receta: Pimientos rellenos de carne y arroz

Ingredientes:
500 gramos de carne
picada de ternera y cerdo
250 gramos de arroz
5 pimientos, 1 ajo
1 cebolla, tomate frito
100 ml de caldo de pollo
aceite de oliva, sal y aceite

Preparación:
Para el sofrito cortar el ajo muy pequeño, la cebolla el aceite de oliva y sofreír 10 minutos. Añadir la carne picada salpimentada, y remover. Cuando esté hecha, añadir 150 g tomate frito y seguir removiendo hasta integrar. Añadir el arroz y sofreír dos minutos todo junto. Añadir el caldo de pollo y dejar consumir unos 10 minutos.

Hacer un corte horizontal en la parte superior de los pimientos, quitar las semillas, y rellenarlos con el preparado. Precalentar el horno a 190ºC y cocinar durante 45 minutos.